Suscríbete

La pandemia motivó a Jessica a emprender un negocio y ayudar a las personas

Jessica Castillo Zepeda, de 31 años, perdió su empleo durante la pandemia del Covid-19 y eso la inspiró a querer ayudar a las personas que más lo necesitan

Jessica y sus amigos Rodrigo, Paulina y Miguel identifican a los grupos vulnerables en la Ciudad de México que recibirán comida, ropa o cobijas
Jessica y sus amigos Rodrigo, Paulina y Miguel identifican a los grupos vulnerables en la Ciudad de México que recibirán comida, ropa o cobijas (Fotos: Diego Prado/ EL UNIVERSAL)
Nación 27/12/2020 03:00 Gisela Castillo Actualizada 03:00

Jessica Castillo Zepeda es una joven con 31 años de edad que, tras quedar desempleada durante la pandemia del Covid-19, decidió convertirse en emprendedora vendiendo ropa a través de diferentes redes sociales y ayudar a las personas en situación de calle. 

A bordo de una camioneta jeep color negra, Jessica y sus amigos Rodrigo, Paulina y Miguel identifican a los grupos vulnerables en la Ciudad de México que recibirán comida, ropa o cobijas que fueron previamente recolectadas.

Alrededor de las 19:00 horas, el grupo sale en busca de personas que se encuentran en situación de calle.

El cargamento que los acompaña son pantalones, playeras, suéteres y cobijas que recolectaron durante los últimos meses. Además de tortas de jamón y café de olla que ellos mismos prepararon antes de salir de casa para repartir a las personas en situación de calle.

“Yo creo que la pandemia nos tuvo que haber tocado a todos un poco el corazón para querer ayudar a los demás, no todos tenemos las mismas oportunidades”, dijo Jessica Castillo Zepeda, quien se prometió a sí misma que si “le iba bien” destinaría un porcentaje de sus ganancias económicas para ayudar a otras personas.

Lee más: La doctora Itzel lleva ocho meses sin ver a su familia por la pandemia

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los jóvenes entre 20 y 29 años de edad resultaron ser los más afectados durante la pandemia con una pérdida de 344 mil 742 puestos de trabajo.

img_2483.jpg

“Yo creo que todos nos vimos en algún momento, durante la pandemia, en crisis. A mí me pasó. Desde hace tres años, trabajaba en un bazar vendiendo ropa. Antes estaba con otras tres personas en ese lugar, pero por la pandemia, cerramos y nos tuvimos que separar, me quedé sin empleo y tuve que buscar la manera de generar recursos económicos para sostener a mis tres hijos”, contó la joven a en entrevista con EL UNIVERSAL.

Lee más: ¿Qué nos dejó 2020, año de la pandemia? 

Según los Resultados de la encuesta ENCOVID-19, elaborada por la Universidad Iberoamericana con apoyo de UNICEF México, el 37.7% de los hogares mexicanos reportaron que uno o más de sus integrantes perdieron su empleo. Además, una de cada tres familias en México tuvo una reducción del 50% o más en sus ingresos.

“Cuando me di cuenta que tenía que buscar otra forma de trabajar, invertí mis ahorros, compré mercancía y con todo el miedo del mundo, me prometí que si lograba vender algo, no sólo iba a seguir sacando adelante a mi familia sino que ayudaría a otras personas”, narró Jessica Castillo mientras guardaba tortas de jamón en bolsas de papel sobre la que escribe con un marcador negro: Calor Humano.

img_2570.jpg

Calor Humano es el nombre con el que Jessica Castillo bautizó esta iniciativa con la que planea seguir ayudando, no sólo a personas en situación de calle, sino a otros grupos sociales en estado de vulnerabilidad.

“Empecé este proyecto en septiembre. Otros amigos que también perdieron sus empleos, y comenzaron a vender cosas para sobrevivir, se unieron a la causa y me donaron ropa y dinero para hacer la comida que les repartimos a las personas en situación de calle en esta temporada de frío”, agregó.

Lee más: Por desempleo, mexicanos retiraron de Afore más de 18 mil mdp en 11 meses

 “La idea es seguir apartando un porcentaje del total de nuestras ganancias económicas para apoyar a otras personas que lo necesiten, como niños con cáncer. También queremos donar juguetes el próximo 6 de enero a los niños que no reciben regalos, ayudar a los animales de la calle y muchas otras ideas, porque ayudar a las personas te hace querer seguir adelante”, finalizó la joven.

img_2649.jpg

lsm
 

Temas Relacionados
pandemia COVID-19 desempleo

Comentarios