La democracia es el camino de México, resaltan Honoris Causa
Mauro Jimenez Lazcano, Omar Olvera de Luna y Ared Antonio Olvera Escobedo. Con ellos José Luis Martínez Bahena, Ricardo Vázquez Contreras y Pavel Rodríguez Quezada. Foto: Cortesía

La democracia es el camino de México, resaltan tres Honoris Causa

20/12/2019
13:29
Juan Arvizu Arrioja
-A +A
Las tesis doctorales de Mauro Jiménez Lazcano, Ared Antonio Olvera Escobedo y Omar Olvera de Luna destacan el valor del apego a la Constitución y la ley

La democracia, como camino de México hacia el progreso y felicidad, destacó en las tesis doctorales Honoris Causa de tres figuras del pensamiento y la academia que han servido al país por más de seis décadas.

Mauro Jiménez Lazcano, Ared Antonio Olvera Escobedo y Omar Olvera de Luna destacaron el valor del apego a la Constitución y la ley, por parte de las autoridades electas y los ciudadanos.

El grado de Doctor Honoris Causa les fue otorgado por el Instituto de Ciencias Jurídicas y Filosóficas, por el Colegio de Posgraduados en Ciencias Jurídicas, Auxiliares e Interdisciplinarias, y el Instituto Nacional de Derecho Marítimo.

Mauro Jiménez Lazcano, periodista y subsecretario de la Presidencia de la República, con Luis Echeverría Álvarez, dijo que su experiencia profesional y en el servicio público y su contacto con regímenes gubernamentales de América, Europa, Asia y África, le señalan "que nuestro país es cada día más grande y su destino es el progreso permanente dentro de un sistema de libertad y democracia".

Agregó que "en México hemos tenido imperios y dictaduras, invasiones extranjeras, que hemos superado con unidad y amor a la patria; hemos tenido revoluciones y alzamientos; y hoy, afortunadamente, nuestras diferencias las resolvemos por la vía de las elecciones democráticas, y de la aplicación de la ley, la Constitución y el estado de Derecho, que es la única vía del progreso".

Jiménez Lazcano hizo hincapié en que "con gran esfuerzo, la nación mexicana se ha dado su Constitución Política, sobre la cual han jurado sus cargos todos los integrantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial federales, así como los gobernadores y alcaldes".

Sobre esta base, añadió, "hemos logrado el establecimiento de una democracia moderna y la vigencia de la libertad, los derechos humanos y del ciudadano; hemos creado instituciones democráticas y autónomas, como el Banco de México, el Instituto Nacional Electoral, el Tribunal Electoral del poder Judicial de la Federación, y otros más".

Expresó su convicción de que "las instituciones tienen que permanecer vigentes", y de que el país "no puede detener su progreso ni su competitividad a nivel mundial".

Dijo que mantener a México entre las primeras potencias del orbe, se alcanza con la Constitución y sus leyes, con el Estado de Derecho.

Ared Antonio Olvera Escobedo, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias Políticas, compartió la perspectiva del catedrático de la Facultad de Derecho de la UNAM, Alfonso Corona Tapia, quien en un análisis histórico registra 14 transformaciones, como procesos disruptivos, desde la Independencia.

La transformación, dijo, es un proceso continuo, como el que corresponde al movimiento estudiantil de 1968, que influyó en la liberación femenina y en la democratización.

También se refirió a las normas de conducta que deben observar los gobernantes, quienes "no deben esconder en aparentes actos de humildad, una gran vanidad personal".

Deben gobernantes cumplir la ley

Los gobernantes, afirmó, deben cumplir celosamente la ley, fortalecer las instituciones, gobernar sin distinción de clases, no propiciar la ruptura y división de los gobernados.

También, agregó Olvera Escobedo, se debe gobernar sin inclinarse a los intereses de grupo alguno; se debe buscar y preservar la seguridad d elos individuos como premisa fundamental.

"Se debe gobernar erradicando los impulsos negativos que propician elementos de ira y de rencor, y no se debe abusar de la buena fe de los grupos desposeídos, para inclinarlos a decisiones que aún no han meditado", estableció.

Omar Olvera de Luna, especialista en Derecho Marítimo, autor del libro Contratos Mercantiles, que dio origen a la asignatura obligatoria de esta materia en la Facultad de Derecho de la UNAM, dijo que Aristóteles determinó el objeto de la política, que es dar felicidad.

"La política debe darle a cada quien lo suyo; debemos tener un México complacido, que no tenga que traspasar muros, al contrario, porque nosotros somos más ricos, en historia, en todos los recursos naturales; lo que necesitamos es vivir honestamente".

Señaló que la Constitución consta de 136 artículos, de los cuales sólo 16 se preservan como los redactó el Constituyente de Querétaro en en 1917.

Tienen reformas 120 artículos y de ellos, el 73 es el más tocado de todos, y así cuando se celebraron los cien años del texto constitucional, en rigor, había alguno que celebraba meses, porque lo acababan de modicar, y tenía meses de haber nacido.

La ceremonia de la imposición de toga, birrete y muceta fue encabezada por el rector Instituto Internacional de Ciencias Jurídicas y Filosóficas, Ricardo Vázquez Contreras; el presidente del Colegio de Posgraduados en Ciencias Jurídicas, Auxiliares e Interdisciplinarias, Pavel Rodríguez Quezada, y el director general del Instituto Nacional de Derecho Martímo, José Luis Martínez Bahena.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios