Falta de computadoras impulsa deserción

Universidades del país inician campañas de donación de tabletas, equipos y dinero para adquirir materiales, tecnología y apoyar a estudiantes de escasos recursos para que sigan sus estudios

Falta de computadoras impulsa deserción
Para evitar que los alumnos no dejen la escuela, centros educativos realizan esfuerzos para facilitarles equipo de cómputo. ARCHIVO EL UNIVERSAL
Nación 22/09/2020 02:53 Teresa Moreno Actualizada 02:59

Ante el riesgo de que aumente la deserción escolar por los efectos de la pandemia de Covid-19, universidades del país han iniciado campañas de donación de computadoras, tabletas y dinero para adquirir estos materiales y apoyar a sus estudiantes.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) alertó que 593 mil alumnos abandonarían sus estudios universitarios y 38 mil 567 los de posgrado. Hoy la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) busca reunir 3 millones de pesos para la adquisición de equipos y la entrega de becas.

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) contacta a personas que puedan donar computadoras viejas pero que todavía funcionen, para arreglarlas y entregarlas a sus estudiantes.

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) destinó 13 millones 921 mil pesos de su presupuesto en adquirir y entregar 7 mil 955 tabletas y tarjetas SIM para sus alumnos de escasos recursos a quienes se les dificultaba tomar clases en línea.

Aunque todavía no hay cifras para medir la magnitud de la tragedia, la deserción en las universidades ya no es un riesgo sino una realidad después de Covid-19, dijo en entrevista Dionisio Meade, presidente del Consejo Directivo de la Fundación UNAM.

“Más de la mitad de los alumnos provienen de familias que generan hasta seis salarios mínimos, y no todos tienen computadoras. Es una pena que alumnos de excelencia que ya habían logrado ingresar a la Universidad, por esta carencia material ahora tengan que interrumpir sus estudios”, lamentó.

EL UNIVERSAL publicó el pasado 7 de septiembre, de acuerdo con cálculos de la Secretaría General de la UNAM, que cerca de 72 mil estudiantes universitarios están en riesgo de abandonar la escuela o se dieron de baja el semestre pasado derivado de la pandemia y la crisis económica generada por el coronavirus.

“Para muchos estudiantes llegar a nivel licenciatura fue muy difícil, por lo que no contar con estos equipos resultaba en la pérdida de la consistencia como alumno o el abandono por cuestiones económicas. Estamos hablando de una población que no compite en igualdad de condiciones con sus compañeros”, explicó en entrevista Joaquín Flores Méndez, coordinador General para el Fortalecimiento Académico y Vinculación de la UAM.

Ante esta situación, cada institución ha respondido de manera distinta. Cuando menos cuatro entidades académicas de la UNAM lanzaron campañas de donación para recabar cuando menos 3 millones de pesos para adquirir tabletas, así como ampliar becas para apoyar a sus estudiantes afectados por el Covid-19.

Se trata de campañas que arrancaron las facultades de Ciencias y Química y la Coordinación de Humanidades, así como la Fundación UNAM.

Química está tratando de reunir 3 millones de pesos para su programa Conexión para todos en la Facultad de Química, a fin de llevar internet mediante WiFi en su domicilio, así como prestarles computadoras y tabletas. La campaña Dona una tablet consiste en reunir fondos, adquirir tabletas y entregarlas a los estudiantes de excelencia que las necesiten.

La UAQ lanzó una campaña de donación de equipos de cómputo para estudiantes de bajos recursos, a fin de garantizar el acceso a internet, abrirá sus instalaciones en todo el estado de Querétaro, aunque no tenga actividades presenciales, de manera que los alumnos se puedan acercar a tomar clases con aforos controlados, a los espacios a donde llegue la señal como estacionamientos, bibliotecas, centros de cómputo y laboratorios.

“Recibimos equipo que sea viejo pero que esté en buen estado, que les falle nada más la pila, que tengan tarjeta de conexión inalámbrica, los formateamos, los actualizamos, les ponemos software y lo enviamos a nuestros alumnos”, explicó Luis Alberto Fernández, quien coordina el programa de donación de equipos en la Rectoría de la UAQ.

“La lista de estudiantes que nos hablan diciendo que necesitan una computadora crece todos los días, pero no tenemos suficientes equipos para enviar”.

La UAM entregará becas en especie a través de vales canjeables por un paquete de tableta y chips precargados para conectarse a internet, cuyo acceso será, en principio, por tres meses, pero podría extenderse en función de las decisiones en materia sanitaria que se tomen a nivel federal.

A los estudiantes foráneos se les envió su tableta electrónica por paquetería, para evitarles el gasto de trasladarse a la Ciudad de México a recogerla.

El no tener acceso a un equipo de cómputo para sus actividades, coincidieron los funcionarios, se agudiza para los estudiantes foráneos, en especial para quienes viven en municipios alejados de zonas urbanas donde no hay la señal de internet, la conexión es de baja calidad, o simplemente no llega a espacios a donde se puedan conectar de manera gratuita, como plazas públicas.

Al habilitar un centro de llamadas para atender a los alumnos en sus trámites administrativos, la UAQ comenzó a recibir quejas principalmente de alumnos originarios de municipios en la Sierra Gorda.

Comentarios