12 | DIC | 2019
Entra en vigor nuevo Código de Conducta en San Lázaro
Las nuevas normas de conducta del Palacio Legislativo aplican para todos los servidores que laboren en el recinto, así como para los proveedores. ARCHIVO EL UNIVERSAL

Entra en vigor nuevo Código de Conducta en San Lázaro

03/07/2019
04:17
Alejandra Canchola y Horacio Jiménez
-A +A
Los legisladores deberán evitar comentarios misóginos o racistas

[email protected]

Ayer entró en vigor el nuevo Código de Conducta de la Cámara de Diputados, en el que se especifica que los servidores públicos deberán dar un trato digno y respetuoso a las personas con las que trabajen, así como a otros legisladores.

“No deberán discriminar a nadie por su apariencia física, modo de hablar, idioma en el que se expresen, forma de vestir, de comportarse, por su color de piel, religión, situación familiar o económica, preferencias sexuales, de origen étnico, preferencias políticas, estado civil, entre otros”, estipula el código publicado en la Gaceta Parlamentaria.

Los legisladores federales deberán evitar comentarios misóginos, de homofobia o racistas en general. También deberán abstenerse de mandar comunicados, imágenes o textos que contengan alguna ofensa.

Además, los proveedores, contratistas y prestadores de servicios dentro de la Cámara podrán presentar quejas o denuncias cuando consideren que el comportamiento de algún servidor público ha sido contrario a lo establecido en el Código de Ética.

Las disposiciones aplicables a los legisladores también serán para los prestadores de servicios con los que la Cámara de Diputados guarde alguna relación establecida en un contrato.

Los legisladores y trabajadores “sujetarán su comportamiento al ejercicio del servicio público de forma honesta, evitando en cualquier momento solicitar o recibir dinero, favores, donativos o regalos”.

El documento también prohíbe a los servidores públicos conceder privilegios o preferencias a cualquier persona física o moral que “indebidamente” intente obtener algún beneficio para sí o para un tercero, al pretender que un dictamen, ley o decreto sea o no aprobado por el pleno.

“Los servidores deben informar de inmediato a las autoridades competentes la actualización de un posible conflicto de interés que interfiera en el desempeño responsable y objetivo de sus facultades y obligaciones”, instruye el documento.

También se establece que los diputados deberán utilizar los recursos financieros, humanos y materiales que les son asignados de manera eficaz, eficiente, con austeridad, economía, transparencia y honradez.

Tampoco podrán intervenir, de manera directa o indirecta, en la contratación de personas con quienes se tenga algún vínculo de negocio, personal o familiar. También se indica en el documento que deberán cumplir con horarios laborales y vigilar los de sus subordinados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios