18 | NOV | 2019
El día en que murió la reforma de Peña
El grupo legislativo de Morena festejó entre escaños y con cartulinas los cambios en materia educativa que fueron avalados. Foto: IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL

El día en que murió la reforma educativa de Peña

26/09/2019
02:45
Juan Arvizu y Suzzete Alcántara
-A +A
PAN vota en bloque contra cambios a norma; Morena celebra

[email protected]

Y ni una coma le quitaron a los dictámenes de las leyes de la reforma educativa de la Cuarta Transformación, de más de 800 páginas, que llegaron el lunes y sin leerlas las aprueban en menos de 72 horas.

El martes, lo nuevo se aprobó en comisiones y a las 14:25 horas de este miércoles el tema es objeto de un debate sin matices, o sea del bien contra el mal, entre lo blanco y lo negro.

Se discuten tres dictámenes de cuatro leyes, y la principal, la General de Educación, se aprueba seis horas y 26 minutos después, con el grito poderoso de Morena y sus aliados: “¡Ya cayó! ¡Ya cayo! ¡Ya cayó! ¡La reforma ya cayó!”.

Festejan entre escaños y muestran cartulinas —“Morena cumple con excelencia educativa”— y la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa (Morena), pide un momento a Guadalupe Murguía Gutiérrez (PAN), en tribuna, para urgir orden en el salón de sesiones.

Ni una coma le quitaron a los dictámenes y Félix Salgado Macedonio (Morena) dice a la oposición que afuera, el plantón de la CNTE es de gente atenta a que “no se le quite ni un punto, ni una coma a la reforma”, que al amanecer irá al Ejecutivo.

Es la fecha en que muere la más importante reforma de Enrique Peña Nieto, que costó el sitio a las Cámaras del Congreso, detuvo zonas neurálgicas de la Ciudad de México, movilizó a la CNTE y costó sangre en Nochixtlán, Oaxaca, hace tres años.

Al PRI le alcanza con 207 palabras al fijar postura, y calla en el debate en lo general, en el cual emite un voto a favor, de Manuel Añorve Baños, y dos en abstención, de Beatriz Peredes Rangel y Mario Zamora.

En contra de esa lápida van Sylvana Beltrones, Miguel Ángel Osorio Chong, Jorge Carlos Ramírez Marín, Vanessa Rubio, Claudia Ruiz Massieu, Nubia Mayorga.

Sólo el PAN endurece, ataca y votará unido en contra; acusa en cartulinas a “la mafia” en educación y con mantas se expresa a favor de la educación de calidad y acusa que Morena y López Obrador traicionan al pueblo.

El bloque de contención se reencontrará en el tablero contra el rechazo de las reservas. Esta noche, la consigna es que ni una coma se le quite a los proyectos de decreto que habrán estado en el Senado sólo unas 72 horas y que firmará Andrés Manuel López Obrador.

La invisibilidad del PRI resalta la beligerancia de Acción Nacional, con su batería de oradores en contra: en primer término, Minerva Hernández Ramos, quien dice: “Citando a su beisbolista en jefe, la educación pública se va, se va y se fue al basurero de la historia”. Lamenta que la mayoría “traiciona al Estado, renunciar a la rectoría educativa”.

Abre así un choque de Morena y el PAN. Germán Martínez Cázares, en su estilo enfático, recuerda el pasado a Josefina Vázquez Mota, exsecretaria de Educación Pública, en un mensaje ante Elba Esther Gordillo, por la calidad de la educación con el sindicato; y ella trae a la memoria más de un millón de niños sin dos años de clases en Oaxaca.

Xóchitl Gálvez Ruiz, directa, acusa a la CNTE de corrupta y que no tiene llenadera, y Salgado Macedonio los llama héroes.

Es el debate entre el bien y el mal, con un PRI acallado.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios