20 | JUL | 2019
La ministra Margarita Luna Ramos dijo que las mujeres profesionistas juegan un rol importante para eliminar la inequidad. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Educación, clave para no discriminar

18/08/2018
03:50
-A +A
Ministra de la SCJN destaca el papel de la enseñanza para romper patrones de desigualdad

A través de la educación se pueden romper los patrones socioculturales que generan discriminación y desigualdad, afirmó Margarita Luna Ramos, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Durante la ceremonia de clausura de la Maestría en Derecho Procesal Constitucional de la Universidad Panamericana, destacó la importancia de la educación como vehículo para superar la discriminación.

En su calidad de presidenta del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación, la ministra advirtió que las mujeres profesionistas tienen un papel destacado en la sociedad para terminar con las desigualdades de género.

Son ellas quienes más enfrentan dificultades en el mundo profesional, porque tradicionalmente las labores de crianza y cuidado del hogar ha llevado a este género a posponer estudios, patrón que debe ser superado, apuntó.

También presente en la ceremonia, el ministro presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales, reconoció la presión constante y legítima de la sociedad de vivir en un Estado de derecho.

“El Estado de derecho tiene su razón de ser en el imperio de la ley como una expresión de la voluntad popular, y con ello el sometimiento de todos los poderes a ella para la eficaz protección, realización y disfrute de los derechos y libertades de las personas”, planteó.

Acompañados por los también ministros Norma Piña Hernández y Javier Laynez Potisek, el presidente de la Corte puntualizó que el respeto a la carta fundamental imprime validez a todas las normas con las que está compuesto el orden jurídico.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios