“Desde EU se dan deportaciones expeditas”

Buscan evitar aglomeraciones en frontera, dice; en un mes regresaron a 2 mil 235 connacionales

“Desde EU se dan deportaciones expeditas”
En la foto: Carlos González Gutiérrez, Cónsul de México en San Diego. ESPECIAL
Nación 29/04/2020 03:26 Ariadna García Actualizada 03:33

Desde el 20 de marzo pasado, el gobierno de Estados Unidos comenzó con repatriaciones expeditas, un acto unilateral, comentó el cónsul de México en San Diego, Carlos González Gutiérrez.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el diplomático detalló que, al menos en sus números, desde el 20 de marzo y hasta el pasado 22 de abril la autoridad migratoria de la Unión Americana ha deportado a 2 mil 235 mexicanos por la frontera de San Ysidro, 33 hondureños, 27 guatemaltecos y 19 salvadoreños. Para ese lado de la frontera, mencionó, representa 33% menos deportaciones con respecto al año anterior.

“El procedimiento en el que se dan las repatriaciones ha cambiado. Ahora la autoridad estadounidense está tratando que la mayor parte de las repatriaciones se dé de manera expedita. Estados Unidos los detiene en unidades móviles cercanas a la frontera, ahí les toman los biométricos y, salvo que sea alguien que tuviera antecedentes o estuviera siendo buscado, en vez de llevarlos a los Centros de Detención con el ánimo de evitar aglomeraciones se les regresa de manera más expedita”, comentó el cónsul.

En promedio, añadió, son 150 mexicanos quienes son repatriados diariamente de manera expedita por la frontera de San Ysidro y a otras 20 se les aplica la repatriación por el método tradicional, sobre todo si son trasladados de centros de detención que se ubican en el interior de Estados Unidos.

Además, en las últimas semanas se han deportado por el puerto fronterizo de San Ysidro de seis a ocho personas de origen centroamericano que deciden llevar a cabo el proceso de asilo en Estados Unidos, pero esperar en México.

“Son personas que solicitan asilo y aspiran a quedarse para una audiencia migratoria, pero las audiencias ahorita están suspendidas y hay centroamericanos que deciden regresar a México a esperar”, indicó.

El diplomático resaltó que, frente a todo ello, México ha respondido con otras medidas unilaterales para evitar las aglomeraciones y con ello tener también repatriaciones seguras y ordenadas.

“Se han ampliado los puertos de entrada paulatinamente, se han ampliado los horarios para que sea más rápido, pero se ha tenido especial cuidado con los grupos vulnerables, que éstos no participen en las repatriaciones. Nos referimos a adultos mayores, menores no acompañados, mujeres embarazadas, enfermos”, agregó.

Explicó que otra de las medidas aplicadas por México es que ahora se facilita el otorgamiento de calidad de refugiado a las personas centroamericanas, las del Triángulo Norte: Guatemala, El Salvador y Honduras. Se considera caso por caso y se determina de manera expedita.

“Al menos en esta frontera [San Ysidro-Tijuana] no hay muchos nacionales hondureños, guatemaltecos o salvadoreños”, mencionó.

Frontera paralizada

El 21 de marzo pasado también se cerró, de manera parcial, la frontera Tijuana-San Ysidro. Únicamente se permiten los viajes esenciales, que incluyen comercio y cuestiones médicas, entre otros.

Carlos González mencionó que en esa frontera se ha reportado una reducción en vehículos ligeros de cerca de 60% en el sentido sur-norte (de Estados Unidos a México), el flujo peatonal disminuyó 73% y las llegadas aéreas al aeropuerto de San Diego bajaron 92%.

El cónsul mexicano acreditado en San Diego mencionó que no ha tenido reporte de situaciones difíciles de mexicanos que intenten cruzar por viaje no esencial.

“Las regulaciones dicen que los viajes no esenciales por tierra deben ser desalentados y, ya con más de un mes de aplicación de estas regulaciones, hemos comprobado que las autoridades de Estados Unidos definen como un viaje no esencial aquel que se hace al amparo de una visa de turista.

“No hemos documentado ningún caso en donde a alguien le nieguen la entrada y le confisquen la visa, se la tachen o se la cancelen. Nosotros no hemos documentado ningún caso en el que se le confisque la visa de turista a alguien, simplemente se les dice que no pueden pasar”, manifestó el diplomático.

Pero lo que sí se ha presentado, explicó, es que hay gente que no logra acreditar, por ejemplo, la emergencia médica, y es ahí en donde actúa el consulado. Carlos González indicó que ha tenido buena colaboración con el personal de migración y de aduanas estadounidenses, con lo que se ha podido trabajar.

Comentarios