Consejeros de Pemex callaron en caso Lozoya

Ningún miembro del Consejo de Administración de Pemex se opuso en 2013 al plan de Emilio Lozoya, acusa la Auditoría Superior de la Federación

Consejeros de Pemex callaron en caso Lozoya
Foto: AFP
Nación 07/08/2020 01:52 Diana Lastiri Actualizada 12:10

Durante la sesión en la que el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, expuso por primera vez la compra de la planta de Agro Nitrogenados, ninguno de los integrantes del Consejo de Administración de la petrolera se opuso ni realizó comentarios al respecto.

De acuerdo con el acta número 865 de la sesión extraordinaria del consejo, celebrada el 17 de diciembre de 2013, Lozoya Austin informó a los integrantes de dicho cuerpo colegiado, asesores y representantes del sindicato que la planta requería una inversión adicional para rehabilitarla, que no la compraría la filial facultada para la operación y que condicionó a Altos Hornos de México (AHMSA) a desistirse de todos los juicios que tenía contra Pemex.

En dicha reunión estuvieron presentes el entonces secretario de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell; el subsecretario de Hidrocarburos de esa misma dependencia, Enrique Ochoa Reza, así como los subsecretarios de Planeación y Transición Energética y de Ingresos, Leonardo Fabio Beltrán Rodríguez y Miguel Messmacher, respectivamente.

También el subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía (SE), José Rogelio Garza; los consejeros profesionales José Fortunato Álvarez Enríquez, Héctor Moreira Rodríguez, Jorge Borja Navarrete y Fluvio César Ruiz Alarcón, así como representantes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. Luego de escuchar los puntos del día, los consejeros no emitieron ningún comentario y únicamente tomaron conocimiento del tema.

Ochoa Reza indicó ayer a EL UNIVERSAL que el consejo no votó ni aprobó la operación entre AHMSA y Pemex, sino que únicamente se informó de la misma, y que, en la sesión del 17 de diciembre de 2013, ni Lozoya Austin ni otro funcionario informó sobre los posibles daños patrimoniales que ocasionaría la compra de Agro Nitrogenados.

Así, en esa reunión, Lozoya Austin destacó que la compra de la planta era un “proyecto prioritario para el gobierno de la República y que sería muy buen negocio para Pemex”, y agradeció a Joaquín Coldwell y a Ochoa Reza por el apoyo que brindaron a Pemex en la conceptualización para concretar el proyecto.

Este diario publicó el 5 de agosto que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) en la que señaló a los integrantes del consejo como probables responsables del quebranto millonario tras la compra de la planta.

La ASF dijo que el consejo tuvo conocimiento de que la planta sería adquirida por Grupo PMI y no por Pemex Petroquímica, a pesar de que esta última es la facultada para una operación de este tipo. Lozoya Austin argumentó que había premura por parte del gobierno para llevar a cabo la producción de fertilizantes.

“Los integrantes del Consejo de Administración de Pemex tomaron conocimiento de actos indebidos al margen del marco jurídico que lo regula y sin realizar los pronunciamientos que sobre este aspecto estaba dentro de sus facultades para atender que la operación de compra de activos de la planta de Agro Nitrogenados se realizara por conducto de Pemex-Petroquímica”, señaló en su denuncia la ASF.

Según el acta de sesión, a la que esta casa editorial tuvo acceso, Lozoya Austin detalló que Grupo PMI autorizó 475 millones de dólares, de los cuales, 275 millones serían usados para la compra de los activos y 200 millones más, para la rehabilitación y modernización de los mismos, pues la planta llevaba 14 años sin operar.

Para explicar el negocio, Edgar Torres Garrido, asesor ejecutivo del exdirector de Pemex, agregó que la compra de Agro Nitrogenados permitiría concluir un problema legal que la petrolera tenía con AHMSA: “Aprovechando la coyuntura de esa adquisición, Pemex estaría en posibilidad de resolver un problema legal que tenía con los dueños de la planta, ya que para poder llevar a cabo la operación, se les había puesto como condición que se desistieran de los procedimientos que tuvieran contra Pemex”, subrayó.

A esto, el director jurídico de Pemex, Marco Antonio de la Peña, agregó que el litigio más grande que AHMSA tenía contra la petrolera era por 12 mil 600 millones de pesos.

Ayer, Ochoa Reza informó que hasta ahora no ha sido notificado de acto irregular alguno y que la Auditoría Superior de la Federación no lo convocó para la realización de dichas auditorías ni ha tenido acceso a la denuncia que presentó el 27 de septiembre de 2019.

Entre los señalamientos que la ASF realizó en su denuncia está que el daño por la adquisición de la planta es de 93.2 millones de dólares, que 60% de los activos eran chatarra y, de esos, 85 bienes costaron 15.5 millones de dólares, mismos que fueron vendidos como chatarra por 16.8 millones de pesos, lo que generó una pérdida de más de 182.4 millones de pesos.

En su edición del pasado jueves, El Gran Diario de México dio cuenta de que la Fiscalía General de la República (FGR) investiga a 38 personas que, durante la compra irregular de la planta de Agro Nitrogenados, formaron parte del Consejo de Administración de Pemex.

Datos ministeriales obtenidos por EL UNIVERSAL detallan que el 27 de septiembre de 2019 la FGR recibió una denuncia de la Auditoría Superior de la Federación en la que no solamente el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, está señalado por las anomalías en esta operación.

Comentarios