Celebran con porras, mariachi y bullas

02/07/2018
03:39
Teresa Moreno
-A +A

Villahermosa.— En Tabasco, la cosa fue de fiesta, de “bulla, bulla, bulla”, como dicen por acá. De porras, abrazos, mariachi. Por primera vez un tabasqueño llegará a la Presidencia y, de acuerdo con las primeras tendencias, la entidad tendrá su primer gobernador de Morena: Adán Augusto López.

En la entidad sureña el llamado fue a la reconciliación. El mensaje se vio plasmado en playeras, gorras y carteles: “Ganamos, vamos a reconciliar a Tabasco”, en las letras de color guinda que identifican al partido morenista.

“Es un orgullo comentarles que de acuerdo con las encuestas de salida y las tendencias que se conocen, tenemos una clara ventaja hacia la victoria. Obtenemos en el rango mínimo 63.2% de los votos. Nuestro más cercano competidor tiene 16.8% de los votos y en el rango máximo 18.4%. Es una diferencia histórica. El más alto porcentaje de diferencia a nivel nacional”, dijo.

Adán Augusto López Hernández tiene 54 años y es notario público; ha vivido en esta ciudad, aunque es originario de Paraíso. Es alto, serio y de firme apretón de mano.

En su conteo rápido, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) le dio entre 63% y 64% de las preferencias electorales, una diferencia histórica si se le compara con el porcentaje de ventaja que se ha obtenido en otras entidades.

El candidato esperó hasta el último momento para presentarse ante sus seguidores, reunidos en el hotel Crown Plaza de la ciudad de Villahermosa.

En espera del morenista hubo tensión y emociones encontradas. Al filo de la medianoche finalmente apareció, estaba acompañado de su esposa Dea Estrada y Mario Yergo, representante de Morena ante el órgano electoral.

Al triunfador se le recibió entre aplausos y porras, pero por unos minutos no subió al escenario. Finalmente levantó los brazos en señal de festejo y el auditorio estalló en aplausos. La tensión se rompió en gritos que lo bautizaron: “¡Gobernador, gobernador!”.

Afuera, el mariachi que lo escoltó desde la recepción del hotel hasta el salón, localizado en un segundo piso, tocó al ritmo de la canción Amigo, de Roberto Carlos.

El todavía candidato a la gubernatura se dirigió hacia la Plaza de la Revolución, donde festejó con sus adeptos el triunfo personal en su tierra, pero sobre todo por el de Andrés Manuel López Obrador.

“Es algo surrealista, no nos cae el veinte. Ha sido un proceso tan, pero tan largo. Ahorita que ganó todavía estoy en shock. No me lo creía. Como país quedamos muy bien. Estamos a la altura de las circunstancias. Está bien padre”, comentó Pedro, de 24 años, quien asistió a la celebración.

A esa hora, la candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Georgina Trujillo Zentella, quien se encontraba en tercer lugar de las preferencias, aceptó que los resultados de las encuestas no la favorecían.

“Tabasco habló y yo respeto lo que los tabasqueños han dicho, Adán cuenta conmigo para recuperar la grandeza tabasqueña, participé en esta campaña con la intención de poder generar condiciones para que Tabasco pueda ser un estado con mejores oportunidades de desarrollo y eso no termina con una derrota o con un resultado como lo estaba esperando, eso pasa por un compromiso de vida”, dijo.
 

A Gaudiano le pesa la derrota. Sin embargo, el segundo lugar, Gerardo Gaudiano Rovirosa, se negó a reconocer nada parecido a una derrota, hasta de escuchar la versión de la autoridad electoral.

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS

NOTICIAS DEL DÍA