Apretada victoria de la oposición sobre Morena en discusión de la UIF

Mario Delgado encara a la presidenta Laura Rojas

Cámara de Diputados
Legisladores de Morena y del PAN intercambiaron empujones y gritos durante la acalorada sesión de ayer en la Cámara de Diputados. Foto: ESPECIAL
Nación 07/11/2019 02:32 Horacio Jiménez y Carina García Actualizada 02:53

Fue un final de fotografía. A pesar de que los números no les dan, la oposición en la Cámara de Diputados obtuvo una victoria histórica frente a Morena y sus aliados: lograron modificar la minuta para que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Secretaría de Hacienda no puedan extinguir los recursos de los usuarios cuyas cuentas hayan sido congeladas.

“10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, 0”, gritaba la oposición cuando el reloj para votar se terminaba y el marcador quedaba 225 a favor y 223 en contra. El PAN, PRI, PRD y MC, en alianza con algunos diputados de Morena, PT y PES, pudieron ir en contra de la marea guinda y sus aliados.

“¡Quiere llorar, quiere llorar!”. “¡Lo van a regañar, lo van a regañar!”. “¡Sí se pudo, sí se pudo!”, gritaban panistas a Mario Delgado tras lograr modificar el documento, lo que en teoría regresaría el proyecto al Senado y se evitaría que fuera al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial y su entrada en vigor.

“Es una reforma que le urge al Presidente”, confió a EL UNIVERSAL un diputado de Morena al ver que se diluía su aprobación. Por eso, al modificarse este proyecto se ponía en riesgo su aval y cabe recordar que este jueves la bancada de Morena tiene reunión con el titular del Ejecutivo a las 18:00 horas en Palacio Nacional y querían llevar este dictamen como otro triunfo más.

Al perder esa votación, Mario Delgado recorrió apresuradamente el pasillo central de la Cámara de Diputados para ir a reclamarle a la presidenta, Laura Rojas, que solamente haya dado tres minutos para la votación y en cuanto acabó el reloj haya decretado la victoria de la oposición a pesar de que faltaban algunos votos de legisladores de la Cuarta Transformación.

Al llegar a la Mesa Directiva, Mario Delgado se encaró con Laura Rojas y Jorge Luis Preciado. Mario Delgado estiró su brazo derecho y con el dedo índice les señalaba sus argumentos. Laura Rojas se levantó de su curul, cruzó algunas palabras con el morenista y tuvo que decretar un receso de cinco minutos porque no había condiciones para continuar con la asamblea.

Detrás de ellos, diputados de Morena y del PAN intercambiaron empujones y gritos. A Morena le dolía la derrota en votos y más porque no todos sus diputados estaban presentes en el pleno para respaldar esta reforma. La vicepresidenta Dolores Padierna se unía al reclamo. Irán Santiago, diputado de Morena, llegó empujando a panistas y Mario Delgado le tuvo que pedir calma para tranquilizarlo.

Por algunos momentos la situación se salió de control y diputados de ambas bancadas corrían a la Mesa Directiva para apoyar a sus correligionarios. El panista Jorge Espadas trataba de tranquilizar los ánimos y protegía a Padierna y a Laura Rojas de los empujones. Las diputadas tuvieron que salir corriendo de sus curules para evitar algún golpe. Después de unos minutos se logró tranquilizar a los legisladores, quienes poco a poco desalojaron la Mesa Directiva.

Comentarios