Covid-19 apaga protestas por el Día del Trabajo

EU suma casi 30 millones de desempleados en mes y medio; preparan cacerolazos y plantones reducidos, ante confinamiento

Covid-19_Día_del_Trabajo
Manifestantes armados durante una protesta contra el confinamiento en el Capitolio, en Michigan. Especialistas alertan que los mensajes del mandatar io Donald Trump a liberar los estados dan alas a los grupos de la ultraderecha. Foto: PAUL SANCYA. AP
Mundo 01/05/2020 00:49 Agencias Actualizada 01:27
Guardando favorito...

Quito/Washington.— Cacerolazos, colocación de banderas y reducidos plantones reemplazarán a las tradicionales marchas por el Día del Trabajo, que se conmemora hoy, por las medidas de confinamiento impuestas en los países ante la pandemia de Covid-19.

La fecha se conmemorará además en un sombrío panorama, con millones de personas que se han quedado desempleadas ante los cierres obligados de empresas y pequeños negocios, así como la prohibición a los trabajadores informales de estar en las calles.

En Ecuador, Nelson Erazo, presidente del Frente Popular, que forma parte del Colectivo Nacional Unitario, que aglutina a diferentes grupos sociales, dijo que en vez de una gran marcha, planean cacerolazos, colocar pancartas en los balcones de las casas y quizá alguna protesta reducida. Acciones similares se planean en ciudades latinoamericanas.

“En esta época de coronavirus tanto los empresarios como el sector público han abusado de su poder y han dejado sin puestos de trabajo” a miles de trabajadores, aseguró Erazo, al indicar que ello ha ocurrido en el sector agrícola, textil, en empresas de línea blanca, de ensambladoras de vehículos, entre otros.

El Covid-19, que ha contagiado a cerca de 25 mil personas en ese país, según datos oficiales, será uno de los ejes de la atípica protesta, en la que exigirán la entrega de equipos de seguridad para el personal sanitario, así como asistencia social, como comida y medicina por parte del Estado para las personas más vulnerables. “Vamos a realizar plantones en algunas ciudades del país”, comentó al aclarar que esa acción, que será reducida y tendrá lugar a las 12:00 horas de hoy, estará sujeta a los protocolos de seguridad por la salud ante la pandemia.

Uno de los efectos colaterales más graves de la pandemia han sido los despidos masivos y cierres de empresas y negocios, que no han aguantado las semanas de cuarentena. En Estados Unidos se informó que más de 3.8 millones de trabajadores recién despedidos solicitaron beneficios por desempleo la semana pasada, a medida que la economía del país se hunde aún más en una crisis que se está convirtiendo en la más devastadora desde la Gran Depresión de la década de 1930. La cifra significa que más de uno de cada seis trabajadores no tiene empleo.

Aproximadamente 30.3 millones de personas suman ahora quienes han solicitado ayuda por desempleo en las seis semanas desde que el nuevo coronavirus comenzó a obligar a millones de empleadores a cerrar sus negocios y recortar sus fuerzas laborales en la nación.

Esa cifra supera la de las personas que viven en las áreas metropolitanas de Nueva York y Chicago combinadas, y es, con mucho, la peor serie de despidos registrados.

A medida que más empleadores recortan sus nóminas para ahorrar dinero, los economistas han pronosticado que la tasa de desempleo para abril podría llegar a 20%. Esa sería la tasa más alta registrada desde la de 25%, que ocurrió durante la Gran Depresión.

En Alemania, el número de desempleados aumentó 13.2% en abril, su mayor alza en un mes desde 1991, debido al impacto del coronavirus, anunció el ministerio del Trabajo. La agencia para el empleo registró 308 mil nuevos desempleados, en datos brutos, con respecto al mes anterior, para un total de 2 millones 644 mil personas y una tasa de desempleo que sube a 5.8%.

Llamado de Trump da alas a ultraderecha: expertos

Entretanto, el reciente llamado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a “liberar” los estados donde se ha decretado el confinamiento ha dado alas a grupos de ultraderecha, antisistema y extremistas, según el centro de estudios Soufan, cuyos expertos advierten que la crisis causada por la pandemia se convirtió en caldo de cultivo para la desinformación y las teorías de la conspiración.

El centro destaca que hasta la fecha no se ha registrado ningún enfrentamiento entre los miembros de estos grupos y las fuerzas de seguridad durante las protestas, pero advierte que “un error o una reacción exagerada podría conducir a un resultado terrible, un escenario que luego se parecería mucho a una profecía autocumplida”, porque estos grupos se consideran víctimas de un gobierno armado que pretende desarmarlos.

Las protestas en reclamo de que el país reabra y la gente pueda volver a sus trabajos se incrementan y en algunos casos se tornan violentas. Como en Michigan, donde ayer cientos de personas, algunas de ellas armadas, se reunieron afuera del Capitolio estatal, donde se debatía la solicitud de la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer de ampliar sus poderes de emergencia para combatir el coronavirus.

Los manifestantes irrumpieron al recinto; algunos compararon a Whitmer con Hitler y exigieron que el estado reabra ya.

Temas Relacionados
Día del Trabajo Covid-19
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios