Colombia refuerza frontera ante el éxodo venezolano

Habrá nuevos controles migratorios y se eliminan tarjetas de movilidad; presidente Santos apela a la solidaridad y llama a evitar “xenofobia”
09/02/2018
02:42
Agencias
-A +A

El gobierno colombiano tomó medidas ayer para endurecer los controles migratorios en la frontera con Venezuela, donde creará una unidad especial, al tiempo que el presidente Juan Manuel Santos apeló a la solidaridad con los ciudadanos del país petrolero agobiados por la crisis.

Esa unidad, el Grupo Especial Migratorio (GEM), busca reforzar aún más el control y la seguridad en la frontera, por donde entran a diario miles de venezolanos, además de “garantizar el respeto del espacio público”, según explicó Santos en la ciudad fronteriza de Cúcuta (este).

El GEM estará integrado por miembros de diferentes entidades como la Policía Nacional, Migración Colombia, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia (DIAN).

En Cúcuta tomaron otras medidas como la obligación de los venezolanos que entren al país de sellar el pasaporte y no se expedirán más Tarjetas de Movilidad Fronteriza, usadas por los ciudadanos de regiones de frontera para cruzar los límites nacionales. Igualmente se creará un grupo especial que tendrá entre sus responsabilidades “garantizar el respeto del espacio público”, ya que muchos de los que llegan al país se instalan en parques y plazas porque no tienen adónde ir.

También habrá un refuerzo del control militar de la frontera de 2 mil 219 kilómetros, para lo que se empleará a 2 mil 120 nuevos efectivos de las tres ramas militares. Santos recordó que hace tiempo que han estado trabajando ante la llegada masiva de venezolanos, si bien explicó Colombia está ante una situación sin precedentes.

Para el presidente, esa situación novedosa para Colombia ha sido la que ha llevado tanto a Naciones Unidas (ONU) como a Estados Unidos a ofrecer su ayuda al país. Como parte de las nuevas medidas, Santos explicó que se le va a expedir a los venezolanos un comprobante que será “totalmente gratis” y que les va a permitir acceder a ciertos servicios del Estado.

Los migrantes venezolanos tendrán dos meses de plazo para sacar ese comprobante en las sedes de la Personería (entidades locales para la defensa de los derechos humanos) y la Defensoría del Pueblo. El gobernante también pidió evitar la xenofobia ante el éxodo de venezolanos y demandó generosidad a sus conciudadanos, cuyo país está sumido en una crisis política, económica y social.

Asimismo, anunció que se construirá con el apoyo de la ONU un Centro de Atención al Migrante que en un principio tendrá capacidad para 2 mil personas que estén de paso y un diseño modular, por lo que podrá acoger a más venezolanos si es necesario.

Brasil despliega tropas. El ministro brasileño de Defensa, Raúl Jungmann, dijo que el gobierno de su país duplicará a 200 su contingente en la frontera con Venezuela y comenzará a reubicar a decenas de miles de venezolanos que han huido al norte de Brasil en busca de mejores condiciones de vida. Además, se realizará un censo para determinar cuántos venezolanos han cruzado la frontera. En Boa Vista, el alcalde dice que 40 mil migrantes han puesto a prueba los servicios públicos y de salud de la ciudad.

Mantente al día con el boletín de El Universal