Venta de drogas deja a "El Lunares" hasta 20 mdp

La Policía de Investigación reveló, por medio de una inspección, que este negocio ilícito le deja ganancias millonarias a la estructura criminal de "El Lunares"

Venta de drogas deja a "El Lunares" hasta 20 mdp
Foto/Archivo El Universal
Metrópoli 05/11/2019 02:21 David Fuentes Actualizada 12:33

Los avances en la investigación que emprendió la actual administración para desmantelar las diversas células delictivas que se dedican a la venta de drogas al menudeo en la ciudad, ubicó a la estructura de Óscar “N” El Lunares, como la principal surtidora de drogas a grupos más pequeños que se dedican a este negocio ilícito en prácticamente todas las alcaldías, al ahora prófugo le compran marihuana, cocaína, heroína, pastillas psicotrópicas y recientemente “cristal”, que se fabrica el barrio bravo de Tepito.

Este negocio ilícito le deja ganancias millonarias a la estructura criminal de El Lunares, así lo reveló la inspección que realizaron elementos de la Policía de Investigación (PDI) en el “bunker” al que ingresaron elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC-CDMX) el mes pasado, ubicado sobre la calle Peralvillo número 33 en Tepito; sobre un pizarrón que estaba en una de las paredes encontraron cientos de papeles en los que se anotaba las “requisiciones” diarias de los llamados dealers.

Te puede intesar: A Omar lo traicionaron
 

Consta en la carpeta de investigación FCIN/ACD/UI-1C/D/0938/10-2019, que El Lunares surtía producto de hasta 10 mil pesos diarios de diversas drogas a menudistas de las alcaldías Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Gustavo A. Madero, Azcapozalco, Cuajimalpa, Coyoacán y Tlalpan; tan sólo un vendedor identificado como Toño Pensil le compró el pasado mes de marzo 1 millón de pesos en diversas drogas.

Los agentes de investigación estiman que la estructura criminal de El Lunares podría obtener ganancias de hasta 20 millones de pesos mensuales, por lo que ahora la investigación se centra en determinar cómo es que llega la droga hasta el centro del barrio bravo de Tepito, al tiempo que buscan mermar toda su estructura financiera y abatir los negocios “legales” que ha producido en más de cinco años, operando a la par de Roberto Mollado Esparza El Betito, líder visible de La Unión Tepito.

Estos negocios, a decir de la investigación, van desde la construcción de plazas comerciales y complejos habitacionales en las alcaldías Cuauhtémoc y Benito Juárez, hasta casas de cambio y lotes de compra-venta de vehículos y motocicletas usadas; sin embargo, la investigación no ha logrado encontrar el método ideal para afectarlos, pues además se sabe que cuentan con un importante bufete de abogados y asesores financieros que “lo asesoran” para blanquear el efectivo.

La investigación a la estructura de Óscar “N”, revela que su segundo de a bordo es una mujer, a quien identifican solamente con el mote de La Chofis, quien ha estado varias veces en prisión, mientras el tercero es Jeremy Jair El Jeremy.

Comentarios