13 | NOV | 2019
Marisol Águila Romero es delgada, de tez morena clara, mide 1.61 metros de altura y tiene cabello largo a los hombros. (ESPECIAL)

UVM pide ayuda para localizar a empleada

21/08/2018
01:52
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A
La mujer de 44 años presuntamente fue vista por última vez en Tultitlán

[email protected]

Naucalpan, Méx.—Luego de su desaparición el viernes, “nos dijeron que la vieron deambulando por la zona de Cuatro Caminos, pidiendo dinero para llegar a su trabajo”, señaló Alberto hermano de Marisol Águila Romero, quien el 17 de agosto salió de su casa en Tultitlán rumbo a la Universidad del Valle de México (UVM), trayecto en el que desapareció.

“Pensamos que pudo recibir un golpe que la hizo perder la memoria y que esté deambulando por la calle, incluso una persona nos dijo que la vio por calles de la zona industrial de Naucalpan, en la zona de Cuatro Caminos, pidiendo dinero para poder llegar a su trabajo, por eso fuimos a pegar carteles con su fotografía”, indicó el joven.

La comunidad de la UVM también se sumó a la búsqueda y difusión de la imagen de Marisol Águila Romero, empleada administrativa, quien desapareció el pasado viernes 17 de agosto, por la mañana cuando se dirigía al campus Lomas Verdes.

“Nuestra compañera y amiga fue vista por última vez en la parada de la bandera monumental de Tultitlán, cuando se dirigía a la UVM”, externan compañeros, quienes difunden su imagen.

En tanto, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), difundió el boletín de urgencia del programa Odisea, para la localización de la mujer de 44 años de edad, quien fue reportada como desaparecida el viernes 17 de agosto de 2018, en la colonia Buenavista en Tultitlán.

La mujer delgada, de tez morena clara, 1.61 metros de altura y cabello largo a los hombros, teñido de color castaño oscuro, presuntamente abordó un camión de las rutas 27 o 05 que pasan por la vía López Portillo, para bajarse en la esquina de Periférico Norte y Lomas Verdes, donde espera otro transporte para llegar a la UVM.

Marisol es madre de una joven y nunca se desconecta de ella. Su hija notó su ausencia, la llamó y envió mensajes, pero su número estaba fuera de servicio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios