“Urge acabar corrupción en el manejo de aparatos”

Luis Wertman, del Consejo Ciudadano de la CDMX, dice que la operación de los bloqueadores de celulares debe hacerse fuera de las prisiones. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
06/10/2018
02:23
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México consideró que es necesario modificar el sistema de control de los bloqueadores de celulares, además de terminar con la corrupción que hay dentro de los penales.

Luis Wertman Zaslav, presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, señaló que para hacer efectivo el uso de los bloqueadores de celulares en los centros penitenciarios del país, “es necesario sacar su operación de las cárceles y poner nombre y apellido al responsable de su funcionamiento”.

Comentó que el problema de la corrupción se da no sólo al permitir el ingreso de teléfonos celulares a las cárceles, lo cual está prohibido, sino en aquellos que operan los bloqueadores y que tan sólo con un botón pueden desactivarlos.

El titular del organismo recordó que desde hace al menos cuatro años, cuando estaba en discusión la reforma a la Ley de Telecomunicaciones, que planteaba la aplicación de los bloqueadores y la cancelación del número de identificación de los celulares (IMEI, por sus siglas en inglés), estableció lo inútil de la medida si no se transparentaba esta acción.

Wertman Zaslav, quien trabaja el tema de extorsión telefónica desde hace casi 11 años, propuso que la operación de los aparatos bloqueadores se lleve a cabo en instalaciones ajenas a los centros penitenciarios.

Además de que quienes sean los responsables de los aparatos los conozca la sociedad civil. De esta forma, en caso de fallar se tendría un responsable a quién sancionar.

Destacó que los mayores aliados de la corrupción son la opacidad y omisión de estos temas, porque impide establecer sanciones para quienes incumplan con sus labores, como sucede en este caso.

Finalmente, destacó que en el tema de las extorsiones no sólo hay responsabilidad de las autoridades, también de las compañías telefónicas, porque han fallado en la cancelación del IMEI, el cual ha demostrado el propio consejo, se puede clonar y, con ello, se pueden seguir usando teléfonos robados para alimentar un mercado negro y el delito de la extorsión, los cuales seguirán mientras no se corrijan estos errores.

En 2018, en la Ciudad de México se ha registrado un aumento en las detenciones de personas relacionadas con el delito de extorsión. De enero a la fecha se realizó el arresto de alrededor de 55 personas, 41% más de los detenidos en 2017.

Mantente al día con el boletín de El Universal