Suscríbete

Temen por contagios en coordinaciones de la FGJ

Empleados acusan, de manera anónima, que han fallecido, al menos, 15 compañeros por coronavirus en diciembre; piden mayor protección

Temen por contagios en coordinaciones de la FGJ
Personal de las coordinaciones territoriales argumenta que corren peligro al convivir con compañeros que todos los días salen a las calles. ARCHIVO EL UNIVERSAL
Metrópoli 04/01/2021 02:41 David Fuentes Actualizada 02:42

La situación de “seguridad” en el interior de las diversas coordinaciones territoriales de la Fiscalía General de Justicia capitalina (FGJ) se ve complicada para los empleados, agentes de campo y administrativos, pues durante diciembre, 15 personas murieron luego de contagiarse de Covid-19, otras 25 recibieron un permiso especial para ausentarse de sus labores, pues siguen convalecientes a raíz del mismo mal, pero el resto, aseguran, son “obligados” a trabajar en la pandemia.

A fin de cuentas, alguien tiene que estar al frente de la dependencia, dicen. En este sentido, los funcionarios, aunque aseguran que de manera constante se desinfectan las instalaciones, es “imposible” evitar que el virus siga contagiando a quienes de manera directa atienden a la ciudadanía, que a su vez, lleva el virus a sus familiares a quienes han tratado de mantener en la cuarentena impuesta por las autoridades capitalinas.

“La tenemos complicada, la gente aquí se sigue muriendo, nos seguimos contagiando y nadie nos ayuda. No hay un bono, un incentivo, ni siquiera unas palabras de aliento de la fiscal Ernestina Godoy y eso no es justo; a ni uno de los compañeros que murieron en la línea de batalla, ya sea estando en operativos, atendiendo a la gente o simplemente trabajando, lo han reconocido, estamos pensando en parar o hacer una huelga por un rato.

“La bronca es, por ejemplo, si un policía de Investigación hace una detención y presentación y el imputado tiene el virus, ese nos contagia a todos. Al policía que lo detuvo, al personal del Ministerio Público que lo atendió, al personal de la coordinación y ese, a los administrativos y así, es imposible romper la cadena de contagios y lo que es peor, nosotros llevamos el virus a nuestras casas”, comenta un trabajador del Ministerio Público en Cuauhtémoc, luego de enterarse que la Coordinación Territorial en Benito Juárez cerró sus puertas.

De momento y con base a los reportes que recibe la FGJ capitalina sobre el personal que se contagia del Covid-19, los sectores de Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Tlalpan y Benito Juárez son los que más casos positivos han detectado; todos luego que el personal, en horario laboral, ha presentado síntomas y después de aplicarse las pruebas, son enviados a casa a recuperarse.

Esa situación provoca temor en los demás empleados, al asegurar que no hay garantías de que ellos, los que siguen laborando, no estén contagiados.

“De los casos que hemos detectado, todos son del personal que estaba trabajando, es decir, o aquí se contagiaron o aquí dejaron el virus y el resto que se queda no tenemos garantías de que no tenemos la enfermedad, que somos asintomáticos.

“De momento, la fiscalía no está en condiciones de atender las denuncias y las quejas por teléfono o de manera virtual, en algunos casos, se tiene que acudir físicamente al Ministerio Público y ahí es donde todo pasa”, puntualizó el entrevistado.

Temas Relacionados
FGJ empleados fallecidos por covid

Comentarios