Sheinbaum presenta dos iniciativas ante Congreso de la CDMX en materia de salud y educación

Para expedir las leyes de Salud y de Educación la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, envió dos iniciativas con proyecto de decreto al Congreso local

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México
Foto: Archivo/EL UNIVERSAL
Metrópoli 17/03/2021 18:33 Eduardo Hernández Ciudad de México Actualizada 20:26
Guardando favorito...

Para expedir las leyes de Salud y de Educación la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, envió dos iniciativas con proyecto de decreto al Congreso local.

La primera iniciativa integra el derecho a la interrupción legal del embarazo, a la atención médica a personas mayores, a la voluntad anticipada y cuidados paliativos; la de Educación, el derecho a uniformes y a útiles escolares gratuitos, a la beca a quienes cursan la educación media superior en planteles públicos, entre otros. 

La Ley de Salud tiene el objetivo garantizar el derecho a la salud bajo criterios de universalidad e igualdad, el acceso gratuito, oportuno y de calidad a los servicios médicos, farmacéuticos y hospitalarios, incluidas intervenciones quirúrgicas. 

Destacan, entre otros aspectos, la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos e insumos para las personas sin seguridad social; el desarrollo de investigación científica para rescate y promoción de la medicina tradicional indígena; el uso médico y terapéutico de la marihuana y sus derivados; garantizar la prevención y atención de las personas con VIH/SIDA; la precedencia de la interrupción del embarazo en forma gratuita.

También lee: Elección de diputaciones es tema de Morena, solo me toca garantizar la paz en los comicios: Sheinbaum

Asimismo, que toda persona es disponente de los órganos y tejidos de su cuerpo y podrá donarlos; el derecho a expresar la decisión de ser sometida o no a tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar su vida; el control sanitario en rubros como construcciones, bares, mercados públicos, clínicas de belleza, Central de Abasto, crematorios, espectáculos. 

En cuanto a la iniciativa de Ley de Educación, busca garantizar el derecho a la población indígena a recibir educación bilingüe, en su lengua originaria y en español; incluye la enseñanza del Sistema de Escritura Braille y la lengua de señas mexicana; permite la continuidad de estudios en el caso de embarazo y durante el periodo de lactancia; prevé el acompañamiento en casos de violencia, hostigamiento y acoso escolar.

A su vez, incluye a los Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (PILARES) como servicios de educación extraescolar; reconoce la autonomía de la Universidad Autónoma de la Ciudad y contempla a las instituciones de enseñanza superior de reciente creación: el “Instituto de Estudios Superiores de la Ciudad de México Rosario Castellanos” y la “Universidad de la Salud”.

La iniciativa plantea la obligación de las escuelas públicas y privadas a contar con un Programa Interno de Protección Civil de conformidad con las normas de Gestión Integral de Riesgos y Protección.

Garantizar el derecho a la salud 

El titular de la Consejería Jurídica y Servicios Legales, Néstor Vargas Lozano, explicó en el documento sobre la nueva Ley de Salud, “es reglamentaria del artículo 9, punto D, de la Constitución Política de la Ciudad de México y es concordante con lo establecido en la Ley General de Salud”, afirmó.

Sostuvo que su propósito es garantizar el derecho a la salud, bajo criterios de universalidad e igualdad, el acceso gratuito, oportuno y de calidad a los servicios médicos, farmacéuticos y hospitalarios, incluidas intervenciones quirúrgicas, como apoyo a las personas sin seguridad social.

Lo mismo que para el desarrollo de investigación científica para rescate y promoción de la medicina tradicional indígena; el uso médico y terapéutico de la marihuana y sus derivados; prevención y atención de las personas con VIH/SIDA; y la precedencia de la interrupción del embarazo en forma gratuita.

Así como que toda persona es disponente de los órganos y tejidos de su cuerpo y podrá donarlos; el derecho a expresar la decisión de ser sometida o no a tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar su vida; el control sanitario en rubros, como construcciones, bares, mercados públicos, clínicas de belleza, Central de Abasto, crematorios, espectáculos.

En concreto, la iniciativa es para abrogar la Ley de Salud del Distrito Federal para expedir la Ley de Salud de la Ciudad de México, pues la pandemia por Covid-19 puso en evidencia a nivel mundial, nacional y en la Ciudad de México.

“Muchos de los factores estructurales de una sociedad desigual, que por décadas no garantizó los mismos derechos para todas las personas y, por ende, no ofreció de manera equitativa alternativas y oportunidades de vida con plenos derechos”, quedó asentado en el documento.

Con la experiencia adquirida, es necesario incorporar nuevos elementos, como la alerta epidemiológica, la alerta sanitaria, el semáforo epidemiológico, la seguridad sanitaria, el Comité Científico de Vigilancia Epidemiológica y Sanitaria, así como el Laboratorio de Salud Pública de la Ciudad de México. 

Estas atribuciones están en el artículo 13, apartados B y C, de la Ley General de Salud, estableciendo las bases del “Modelo de Atención a la Salud”, con un enfoque de derechos humanos y mecanismos para promover la participación de la población en la planeación, definición, vigilancia y desarrollo de los programas de salud en la Ciudad. 

Esta ley pretende lograr la eficiencia y eficacia del modelo de atención primaria sugerido por la Organización Mundial de la Salud, para que progresivamente alcance una cobertura universal de los servicios e infraestructura médica y hospitalaria, a través de 187 artículos contenidos en tres títulos, 42 capítulos y 10 artículos transitorios.

La iniciativa de Ley de Educación, garantiza el derecho a la población indígena a recibir educación bilingüe, en su lengua originaria y en español; incluye la enseñanza del Sistema de Escritura Braille y la lengua de señas mexicana; permite la continuidad de estudios en el caso de embarazo y durante el periodo de lactancia; y prevé el acompañamiento en casos de violencia, hostigamiento y acoso escolar.

A su vez, incluye a los Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (Pilares), como servicios de educación extraescolar; reconoce la autonomía de la Universidad Autónoma de la Ciudad (UACM) y contempla a las instituciones de enseñanza superior de reciente creación, como el Instituto de Estudios Superiores de la Ciudad de México “Rosario Castellanos” y la Universidad de la Salud.

Esta iniciativa está integrada de 15 capítulos constantes con 133 artículos y 11 transitorios, el cual fue resultado de un trabajo coordinado entre dependencias del Gobierno de la Ciudad y diputadas de la Comisión de Educación del Congreso local.

Con información de Héctor Cruz

apr/nv

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones