23 | OCT | 2019
“No quiero que el cáncer se lleve a mi hija”
Especialistas recomiendan a los padres de Ximena un costoso tratamiento, que le permitirá conservar la vista de su único ojo. ESPECIAL

“No quiero que el cáncer se lleve a mi hija”

18/02/2019
02:16
Emilio Fernández
-A +A
Ximena, de 2 años, cuenta con un mes para salvar su ojo

[email protected]

Nezahualcóyotl, Méx.— El tiempo se le acaba a Ximena y a su familia. Nació con una mancha blanca en su ojo derecho, lo que preocupó a su padres. La mala noticia llegó pronto. A la pequeña de dos años de edad le diagnosticaron los médicos uno de los cánceres más agresivos que se conocen.

Las consecuencias se presentaron rápido en su pequeño cuerpo. Desprendimiento de retina y después la pérdida de su ojo derecho, así como el riesgo de que haga metástasis, mantienen en una angustia constante a sus seres queridos.

“Nos mandaron al Instituto Nacional de Pediatría porque no contamos ni con Seguro Social ni con ISSSTE, ahí se le da seis ciclos de quimioterapia sistémica, pero a los cuatro meses el tumor de su ojo derecho era muy grande y podía hacer metástasis al cerebro o a la médula espinal”, contó Laura Selene, madre de la menor.

Sin contar con seguridad social y en una lucha continua contrarreloj se encuentran los padres de la niña. Los tratamientos para combatir el retinoblastoma bilateral, enfermedad que padece, no han dado el resultado esperado.

La única opción que les recomendaron los especialistas es la quimioterapia intra-arterial, la cual tiene que aplicarse en menos de un mes y le permitiría conservar la vista de su único ojo, en el que también le detectaron hasta ahora ocho tumores.

“A pesar del esfuerzo y los tratamientos que ha resistido [Ximena], no va a haber resultado hasta que se someta a un tratamiento llamado ‘quimioterapia intra-arterial’, el cual le permitirá conservar la vista de su único ojo”, mencionó Laura Selene.

A Ximena, a quien le gusta bailar y cantar, le urge un tratamiento de más de medio millón de pesos, pero su padres, dedicados al comercio, no disponen de esa cantidad de dinero, por lo que abrieron la cuenta bancaria 1467540442 de Bancomer, a nombre de Arturo Barruelas Mora, para recibir los donativos de las personas que quieran ayudar a salvarle la vida a la pequeña.

El retinoblastoma bilateral tiene una incidencia de uno por cada 15 mil nacidos vivos y con mayor frecuencia afecta a los niños, explicó el DIF de Nezahualcóyotl.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios