19 | AGO | 2019
“Es un lugar elegante, es una foto que no vamos a olvidar”
Las escalinatas de mármol eran usadas exclusivamente para la toma de fotos de presidentes y visitantes distinguidos; ayer le tocó el turno a Jessy . FOTO: HUGO GARCÍA. EL UNIVERSAL

“Es un lugar elegante, es una foto que no vamos a olvidar”

09/06/2019
00:56
Sandra Hernández
-A +A
Jessy estrenó las escalinatas del Palacio del Ayuntamiento; la familia Martínez fue recibida por autoridades de CDMX

[email protected]

Jessica Martínez, una jovencita mexiquense, fue la primera quinceañera en tener una sesión de fotografía en las escalinatas del Antiguo Palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México, las cuales habían sido exclusivamente para la toma de imágenes de figuras públicas y líderes de Estado, hasta que abrieron el espacio al público.

Fue su madre, Liliana Reyes, a quien se le ocurrió retratar a su hija en la sede del Gobierno capitalino. El 1 de junio hizo su solicitud vía internet y días después recibió la confirmación para realizar su sesión fotográfica en las escalinatas de mármol, las cuales han sido ocupadas por los reyes de España, Felipe IV y Letizia Ortiz; el ex presidente de Francia, François Holland, y la viuda del músico John Lennon, Yoko Ono, entre otros.

Jessica nació el 8 de junio de 2004 en el municipio de Tlalnepantla, pero ahora vive en Ecatepec, Estado de México. Ayer se levantó a las 6:00 horas para alistarse. Mientras una estilista rizaba su cabello, otra mujer maquillaba su rostro. A un costado permanecía colgado su largo vestido dorado con pedrería brillante, cuyo costo fue de 24 mil pesos.

La chica confesó que no conocía las instalaciones del Antiguo Palacio del Ayuntamiento; sin embargo, cuando vio las imágenes de las escalinatas, le parecieron elegantes. Toda la mañana estuvo emocionada y nerviosa.

Tres horas después, Jessy, como le dicen de cariño, bajó las escaleras de su casa con su vestido puesto y su medalla de oro colgando del cuello. Se le olvidó el dolor de garganta y la gripe; estaba emocionada, pues horas más tarde sería la protagonista de la noche en compañía de 300 invitados.

Emoción y curiosidad. La joven llegó cerca de las 11:00 horas a la sede del Gobierno local, donde está la oficina de la mandataria Claudia Sheinbaum. Transeúntes y guardias del recinto voltearon a ver a Jessy, quien lucía su vestido brillante, ya que por primera vez una quinceañera iba a fotografiarse en este edificio que data del siglo XIX.

Ella, su chambelán y primo, César Giovani, y sus padres, fueron recibidos por funcionarios del Gobierno local, entre ellos el Secretario de Cultura, José Alfonso Suárez del Real.

Luego de la presentación oficial de la nueva plataforma para reservar la toma de fotografías en el recinto de Gobierno, la jovencita subió las escalinatas de mármol con barandales color oro, que hacían juego con su atuendo. Frente a varios tripiés y equipo de iluminación, Jessy sonrió frente a las cámaras, posó con su ramo de flores y su chambelán.

Tanto ella como su madre consideraron que el momento fue inolvidable. La experiencia fue grata, pues, dijeron, no tuvieron ningún problema para la sesión fotográfica.

“Tuvimos todas las facilidades. Lo recomiendo mucho, quedaron padrísimas las fotos, es un lugar muy bonito. Es algo que lo vamos a tener en un retrato y nunca se nos va a olvidar. Que se abra para todas las chicas que están viviendo este momento”, dijo.

La señora, muy contenta, afirmó que son una familia afortunada, pues, además de que su hija fue la primera quinceañera en estrenar las escalinatas del Ayuntamiento, su esposo resultó elegido como operador de una pipa de gasolina, esto, como parte de la convocatoria que lanzó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Los planes comenzaron hace dos años, y poco a poco hicimos el ahorro. Para nosotros es enorme, su sonrisa lo vale y no tiene precio”, externó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios