máquinas irreversibles
Foto: Rebeca Jiménez / EL UNIVERSAL

Usan máquinas de empresa OHL para construir carril reversible en Edomex

04/12/2019
22:21
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A
“Nico” y “Nicky”, dos máquinas removedoras resguardadas, sin usar, bajo un puente de Ecatepec, empezaron a operar para ampliar un carril reversible a la carretera Nicolás Romero-Atizapán; aseguran que ésta es la primera ciudad del país en usar dicha tecnología

“Nico” y “Nicky”, dos máquinas removedoras de barrera que habría adquirido OHL y que no se usaron por casi una década, empezaron a operar para ampliar un carril reversible a la carretera Nicolás Romero-Atizapán y dar fluidez a la salida y retorno de 200 mil habitantes que todos los días salen a trabajar rumbo a la Ciudad de México y a otros municipios metropolitanos.

El presidente municipal morenista, Armando Navarrete López, informó que en la primer etapa que empezó a operar este 4 de diciembre, las maquinas removedoras sólo ampliarán un carril reversible por las tardes: 17:00 a 22:00 horas, para facilitar el retorno de habitantes a este municipio.

La segunda etapa del carril reversible podrá extenderse al menos en un kilómetro más, hasta la conexión con la autopista Chamapa-La Venta, una vez que la alcaldesa Ruth Olvera Nieto, gobernadora de este municipio, acceda a participar en este plan para agilizar la circulación en una de las vías más congestionadas del Valle de México.

Incluso las máquinas removedoras del muro de contención central podrían operar a lo largo de ocho kilómetros, pasando por Atizapán de Zaragoza hasta llegar a Tlalnepantla, apuntó el alcalde Armando Navarrete, quien detalló que ésta es la primera ciudad del país en usar dicha tecnología.

En los 4.5 kilómetros en los que empezó a operar el removedor de barrera, este 4 de diciembre,  los habitantes pasarán de 45 minutos a una hora de trayecto a un tiempo anterior de siete a 14 minutos, de acuerdo a las pruebas que realizaron autoridades de movilidad de Nicolás Romero.

“Nicky” y “Nico” fueron llamadas así en Nicolás Romero y son propiedad del Gobierno del Estado de México, con quien este ayuntamiento firmó un convenio, el cual vence hasta diciembre de 2021, informó Navarrete López.

Estas removedoras de barrera habrían sido adquiridas por la empresa española OHL, durante la construcción del segundo piso del Periférico Norte, llamado Viaducto Elevado Bicentenario, presuntamente para agilizar la circulación en los carriles a nivel de piso durante la construcción de esta autopista de cuota.

Sin embargo, estas herramientas llamadas “road zipper”, no se usaron  a lo largo de los 22 kilómetros del segundo piso mexiquense, para resolver el caos vial de Periférico Norte en su enlace con la autopista México-Querétaro, y permanecieron sin uso por casi 10 años.

“Estaban resguardadas, sin usar, bajo un puente vial de Ecatepec”, señalaron autoridades de Movilidad de Nicolás Romero. “Nos tuvimos que ir a capacitar a Dallas Texas, para aprender a usarlas y habilitar su uso aquí", afirmó Navarrete López.

Estas máquinas mueven 5 mil bloques de concreto y plástico en la zona de curvas, que conforman la valla central que divide los cuatro carriles de la carretera Nicolás Romero-Atizapán, para ampliar de dos a tres carriles en horas pico.

cev

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios