Saturan Viaducto Bicentenario, aun con línea exprés

Al día lo recorren 93 mil 391 vehículos: Aleatica; usuarios se quejan de que van a vuelta de rueda

Saturan Viaducto Bicentenario, aun con línea exprés
Los automovilistas documentaron que desde el lunes que inició el carril exprés tardan hora y media en recorrer un tramo de 12 kilómetros. (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 13/09/2018 01:00 Rebeca Jiménez Jacinto Actualizada 05:37

[email protected]

Naucalpan, Méx.— Aun con la entrada en operación de la línea exprés, para disminuir el tránsito vehicular, el Viaducto Bicentenario en el Estado de México se sigue saturando.

El director general de Aleatica México, Sergio Hidalgo Monroy Portillo, precisó que el paso de 45 mil vehículos en horas pico por el segundo piso mexiquense los llevó a habilitar la línea exprés, que empezó a operar a partir de esta semana por las mañanas y por las tardes, en el tramo de Satélite a Cuatro Caminos.

El Viaducto Bicentenario o segundo piso mexiquense en Periférico Norte en agosto pasado registró un aforo promedio de 93 mil 391 vehículos diarios, según datos que Aleatica dio a conocer a EL UNIVERSAL.

Aun con la línea exprés en operación, desde Mundo E a Cuatro Caminos, que cubre un trayecto de 12 kilómetros, por las mañanas se satura.

Los automovilistas documentaron que sus trayectos desde el lunes 10 de septiembre —cuando arrancó la línea exprés— se vieron nuevamente entorpecidos por la circulación a baja velocidad y aseguraron que ese tramo lo recorrieron en hora y media.

Leticia Hernández afirmó que “el tráfico estuvo terrible, desde La Cúspide, en Lomas Verdes, hasta el Toreo ¡hicimos hora y media!”, en un trayecto de 10 kilómetros, de los cuales sólo cuatro se transitan por el Viaducto Bicentenario; no obstante, los usuarios señalaron que el tránsito se paraliza al momento de ingresar a la autopista de cuota.

Vicky, otra conductora, señaló que “desde que pusieron vallas para hacer el carril exclusivo en la mañana hay mucho más tráfico, casi el doble para poder subir en Gustavo Baz”.

El acceso a la línea exprés debe llevarse a cabo a una velocidad de 40 kilómetros por hora, mientras que ya sobre la línea el avance límite en ambos sentidos es de 50 kilómetros, informó la concesionaria, esto ante la presión que realizan algunos conductores que encienden luces y tocan el claxon para apurar su avance.

El carril confinado de línea exprés tiene una longitud de 4.5 kilómetros, delimitado por una barrera de triblocs de concreto, que busca agilizar el tránsito a usuarios que realizan recorridos largos, desde Satélite a la zona del Toreo de Cuatro Caminos. Ahí circulan alrededor de 45 mil vehículos en horas pico, afirmó el director general de la nueva concesionaria.

El congestionamiento en el segundo piso de Periférico Norte se debe a que los vehículos de trayecto largo que vienen desde Tepalcapa, en Cuautitlán Izcalli, y de Valle Dorado, en Tlalnepantla, se entrecruzan con los que ingresan a la autopista urbana de cuota en Satélite, Lomas Verdes y Gustavo Baz, precisó el directivo.

Mientras que por las tardes, de sur a norte, el flujo se ve afectado por los automovilistas que se integran al Viaducto Bicentenario Elevado en la zona del Toreo y en Río San Joaquín, afirmó Monroy Portillo.

Confió en que con la entrada en funcionamiento de las líneas exprés en ambos horarios los usuarios notarán los cambios, al tiempo que se comprometió a que estará “monitoreando cuidadosamente el funcionamiento de esta medida para evaluar sus resultados”.

Comentarios