18 | FEB | 2019
Dolor. Lilia Matus Cruz, madre de Evelyn de 29 años de edad, dijo que Juan Carlos “N” y Patricia “N” engancharon a su hija vendiéndole ropa y quesos. Foto: JUAN MANUEL BARRERA. EL UNIVERSAL

“No mató nada más a mi hija, nos mató a todos”

14/10/2018
04:29
Juan Manuel Barrera
-A +A
Avisamos de nuestras sospechas a la fiscalía: madres de víctimas de feminicida

[email protected]

Ecatepec, Méx.— “Tenía la esperanza de que mi hija estuviera con vida”, relató Lilia Matus Cruz, madre de Evelyn, de 29 años de edad, quien desapareció el pasado 26 de julio.

“Acabó la vida de todas nosotras. No mató nada más a mi hija, nos mató a todos en la familia”, dijo.

Madres de tres mujeres desaparecidas, al parecer víctimas de Juan Carlos “N” y Patricia “N”, relataron que ellas avisaron a las autoridades de la fiscalía que sospechaban de la pareja e incluso realizaron investigaciones por cuenta propia.

Hasta el momento la Fiscalía de Justicia del Estado de México (FGJEM) imputó a la pareja solamente por el feminicidio de Nancy Noemí, de 28 años de edad, quien habitaba la misma vecindad de calle Playa Tijuana, colonia Jardines de Morelos.

Matus Cruz mencionó que la fiscalía realiza pruebas genéticas para determinar si Evelyn es una de las víctimas de Juan Carlos “N” y Patricia “N”, aunque el hombre así lo dijo ante el Ministerio Público.

Agregó que Patricia “N” o Martha, como la conocían, ofreció ropa de paca y quesos a Evelyn, con lo que atrajo a la joven a su domicilio, donde la asesinó.

“Tenía esa ilusión de ser algo, de regresar a la universidad, de estudiar, de tener un título, de ser una dentista, de darle mejor vida a ella, a su madre también darle un gusto”, detalló.

Guadalupe Hernández, madre de Arlet Samanta, de 23 años, desaparecida el pasado 25 de abril, exigió a la fiscalía que aporte más recursos a los Ministerios Públicos para que puedan realizar las investigaciones, además de mayor capacitación para sensibilizar al personal.

“Cuando desapareció mi hija y luego desapareció Evelyn, les decía a los Ministerios Públicos, son [casos] similares, chéquelo. ‘Lo checamos, lo checamos’, decían. [Les decía] Miren, estos tres casos tienen muchas cosas similares, hasta que por el destino juntamos las tres”, dijo.

Añadió: “Si no es por la lucha de cada madre, esos estarían haciendo de las suyas y no se vale”.

María Eugenia Solorio, madre de Nancy Noemí, de 28 años de edad, quien habitaba en la misma vecindad donde vivía la pareja, relató que informó al personal del Ministerio Público que ellos tenían a su hija y a su nieta de dos meses de edad.

Incluso, recordó que el hombre supo de sus sospechas y le pidió que fuera a su casa, aunque ella le dio largas, en tanto las autoridades realizaban la investigación.

Arlet Samanta era madre de tres niñas y “no quiero que se enteren por otras personas lo que pasó con su mamá”, dijo.

Aseguró: “Tenía la esperanza de que mi hija regresara”.

“No somos las mismas, ni volveremos a ser las mismas. Que Dios lo perdone, le pido que tenga misericordia de él, porque creo, no soy nadie para juzgar, pero hay un Dios muy justo que le va a dar lo que cada persona se merece. Y creo que va a quererse morir y no va a poder”, aseveró la señora Matus Cruz.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios