Justiciero mata a presuntos ladrones en Naucalpan

En la balacera, una menor de 16 años resultó herida a la altura del pecho

Junto a uno de los cuerpos de los presuntos asaltantes quedó tirado un revólver; peritos hallaron casquillos percutidos calibre 9mm. Foto: HUGO GARCÍA. EL UNIVERSAL
Metrópoli 14/09/2018 02:39 Rebeca Jiménez Jacinto Actualizada 03:04

[email protected]

Naucalpan, Méx.— Una balacera dentro de una camioneta de transporte público de pasajeros dejó dos presuntos ladrones muertos y una estudiante lesionada en el pecho, cuando un hombre —supuestamente militar— impidió un asalto en la zona de San Esteban, cerca del Campo Militar Número 1.

Los pasajeros salieron como todos los días a oscuras para tomar un transporte rumbo al Metro Cuatro Caminos, tal como ocurrió este jueves 13 de septiembre, cuando el justiciero y la joven viajaban en una camioneta de pasajeros tipo Urban alrededor de las 6:30 de la mañana.

En el trayecto que va de El Molinito a la zona del Ex Toreo de Cuatro Caminos, en un presunto asalto, se desató una balacera.

Fueron momentos de confusión, se oyeron disparos y un hombre bajó de la camioneta y quedó muerto cerca de un puesto de muebles de madera en la avenida El Tornillo, en la parte trasera del supermercado Chedraui San Esteban.

Un segundo hombre quedó tirado sobre la misma avenida, pero unos 200 metros más adelante, ya casi en las inmediaciones de la Puerta 7 del Campo Militar Número 1.

Un revólver quedó junto a uno de los cuerpos de los dos hombres —presuntos ladrones de transporte— que fallecieron en la balacera, señalaron policías y peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) que llegaron al sitio.

De acuerdo con vecinos de la zona, los asaltos en el área de El Molinito son muy frecuentes a esas horas de la madrugada.

En el caso de la joven que resultó herida, ella fue trasladada al hospital de Traumatología de Lomas Verdes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De acuerdo con testigos, la lesión estaba muy cerca del corazón.

Horas más tarde, y de forma sorprendente para sus familiares, la joven, que estudia la preparatoria, salió caminando del hospital con semblante muy pálido, donde médicos la reportaron fuera de peligro, aún cuando la herida en el pecho se encontraba muy cerca del corazón.

La causa de la lesión de la jovencita de 16 años se determinarán a medida que avance la investigación y su atención médica, señalaron autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

“Justiciero podría ser militar”. En el lugar, testigos y guardias locales señalaron que los casquillos encontrados en el área eran calibre 9 milímetros, similar al que usa personal del Ejército Mexicano, de ahí que algunos indicaron que el llamado justiciero tendría posibilidades de ser un militar en activo.

Sin embargo, oficialmente la fiscalía mexiquense no confirmó si la balacera se desató por un asalto y si el tirador era un militar, lo cual se esclarecerá a medida que se conozcan y avancen los peritajes, no sólo de las armas utilizadas y su procedencia, sino de la identificación de los dos jóvenes fallecidos.

Lo que es un hecho es que en esta misma zona han actuado al menos tres justicieros que han enfrentado a delincuentes en la avenida San Esteban, Periférico Norte y Primero de Mayo, algunos de los cuales se identificaron como militares.

Comentarios