Suscríbete

Hallan más de 4 mil objetos ilegales en penal de Tlalnepantla

El decomiso de los objetos fue realizado como parte de una estrategia de seguridad y restablecimiento del orden en las cárceles del estado

Objetos encontrados
18 pantallas de televisión y 33 bocinas fueron aseguradas durante la revisión a 50 celdas. Foto: Especial
Metrópoli 27/09/2018 15:33 Juan Manuel Barrera Actualizada 16:19

Tlalnepantla, Méx.- Más de 4 mil objetos no autorizados, entre ellos casi un kilogramo de drogas, 18 pantallas de televisión y 33 bocinas, fueron asegurados durante la revisión a 50 celdas de los dormitorios 3 y 7 del penal de Barrientos, ubicado en este municipio.

La Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) informó en un comunicado que continúa "la estrategia de seguridad y restablecimiento del orden en los penales de la entidad", por lo que efectuó este operativo en el penal de Barrientos, en Tlalnepanlta.

Reiteró que policías estatales revisaron 50 celdas de los módulos 3 y 7, en las que hallaron 313 envoltorios de lo que parecía ser marihuana, con peso de 886 gramos, así como 53 gramos de cocaína en piedra

img-20180927-wa0075.jpg
Foto: Especial

Añadió que también confiscaron ocho navajas tipo 007, dos teléfonos celulares, cuatro "puntas", 17 reproductores de DVD portátil, cinco reproductores de DVD, 33 bocinas, nueve grabadoras, tres consolas de videojuegos, 18 pantallas y 3 mil 995 discos compactos.

"La revisión, que se efectuó causando las menores molestias a la intimidad, posesiones e integridad de las Personas Privadas de la Libertad (PPL) se realizó en 50 celdas; las sustancias y objetos hallados fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público, quien efectuará las indagatorias correspondientes a fin de determinar a los posibles responsables", afirmó.

img-20180927-wa0072.jpg
Foto: Especial

La SSEM efectúa revisiones en los diversos penales de la entidad luego de motines registrados en algunos de ellos, como en el penal de Neza Bordo, donde se reveló que existía una especie de autogobierno y que grupos de reclusos mantenían el control de la prisión al extorsionar a familiares de los reos, a los que amenazaban con golpear si no se les entregaba cantidades de dinero.

 

Comentarios