28 | ENE | 2020

En este lugar viven al filo de la muerte

06/07/2018
02:16
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A
En dos años y medio, accidentes con pólvora suman 109 muertos y más de 200 lesionados

[email protected]

Tultepec, Méx.— Los accidentes y explosiones en la “Capital de la Pirotecnia” por el manejo de la pólvora en la creación, fabricación y venta de cohetes, suma 109 muertos y más de 200 lesionados por quemaduras en dos años y medio, no sólo en la zona de talleres autorizados por la Sedena, sino también en puntos clandestinos de operación en medio de la zona urbana.

Las estadísticas de los últimos tres años de Protección Civil del Estado de México registra un incremento exponencial respecto a los nueve accidentes explosivos que documentó en 2015, con cinco personas lesionadas y ningún fallecido.

Tan sólo en la mitad de este año han fallecido 39 personas —en su mayoría artesanos de la pólvora, algunos de ellos menores—, y 73 más sobreviven con quemaduras que transformaron sus cuerpos y ponen en riesgo su vida.

De estos 24 murieron este 5 de julio en la serie de explosiones que cimbraron La Saucera, sitio donde también perdieron la vida rescatistas y bomberos que acudieron a auxiliar a los pirotécnicos, al tiempo que 49 quedaron heridos, confirmaron autoridades de Protección Civil, estatal y federal.

Apenas el 25 de junio hubo una serie de explosiones en La Saucera alrededor de las 13:00 horas en el polvorín del artesano Juan Flores, quien tenía el permiso 1380 expedido por la Sedena, informaron autoridades del Gobierno estatal.

Ese día falleció un artesano de 40 años, mientras que ocho más resultaron lesionados, entre ellos una mujer y dos jóvenes de 19 y 25 años.

En 2017 este municipio pirotécnico vivió 40 explosiones que dejaron 101 lesionados y 24 personas muertas, no sólo en La Saucera, también en talleres clandestinos que operan en los barrios como La Piedad, donde el 4 de marzo, en la calle Jazmín, dos familias resultaron afectadas por una detonación, donde fallecieron dos mujeres y sus hijos, mientras sus esposos quedaron severamente lesionados.

En el Barrio El Quemado el 20 de marzo de 2017 murió el artesano Efrén Cruz Barreiro. En la misma comunidad el 7 y 13 de julio, dos estruendos que dejaron a personas con quemaduras graves así como la destrucción de talleres y bodegas, por mencionar algunos casos.

El 15 y 21 agosto de 2017, en el barrio Guadalupe y en la colonia Amado Nervo, se registraron dos explosiones que dejaron tres personas muertas, algunos lesionados y crisis nerviosa de vecinos que vivieron las detonaciones que terminaron con bodegas y talleres clandestinos de cohetería, prohibidos en zona urbana.

Tragedia. La explosión en cadena del tianguis pirotécnico de San Pablito, ocurrida el 20 de diciembre de 2016, es el antecedente más dramático de la vida de los artesanos, donde el mismo día fallecieron 33 personas entre pirotécnicos, vendedores, clientes y niños que recorrían el mercado; en días subsecuentes, nueve heridos perdieron la vida debido a la gravedad de sus lesiones en un siniestro que dejó más de 60 personas lesionadas cuya vida se transformó dolorosamente.

Antes de esa explosión del tianguis de San Pablito, en 2016, EL UNIVERSAL documentó cinco detonaciones más ocurridas en marzo, dos en abril, julio y octubre en La Saucera, San Pablito, El Mirador y Guardarraya, en las que fallecieron cuatro personas y cuatro más resultaron heridas.

Este incremento en el número de explosiones en la “Capital de La Pirotecnia” pareciera que dejan atrás o de poco sirven las normas técnicas, con medidas y distancias de seguridad que establece la Sedena para otorgar cada permiso a los artesanos de la pólvora.

En septiembre de 2010, “el uso de materiales seguros y medidas especiales para la producción y venta de la pirotecnia permitieron bajar la tasa de accidentes y personas muertas y mutiladas, hace dos años había un censo de 50 personas muertas y el último año sólo se registraron 10”, informó en la primer década de este siglo Eynar de Los Cobos Carmona, presidente de la comisión de Protección Civil de la Cámara local.

La pirotecnia es una actividad centenaria en Tultepec, donde más de 40% de sus 150 mil habitantes se dedican a esta actividad y han crecido jugándose la vida.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios