26 | MAR | 2019
Miembros de Bienes Comunales señalaron que la empresa no tuvo cuidado en hacer su trabajo , y agregaron que no piden la cancelación del proyecto o que se lleve el trena otra parte, solo que reparen el daño ocasionado. Foto: JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL

Descuido en obras deja sin agua a 5 mil

01/06/2018
02:22
Claudia González
-A +A
Vecinos acusan que empresa del tren Interurbano no tuvo cuidado en su trabajo

[email protected]

Ocoyoacac, Méx.— Los integrantes de los Bienes Comunales de San Jerónimo Acazulco hicieron un recorrido por el paraje de El Portezuelo para mostrar la fuga de agua provocada por la maquinaria que construye el tren Interurbano México Toluca, a la altura del kilómetro 32, sobre la carretera que conecta la Ciudad de México con la capital mexiquense, y que desde el lunes provocó que al menos 5 mil personas de esa comunidad se quedaran sin agua.

Petra Montes, quien encabezó la protesta, explicó que el lugar se encuentra bajo resguardo de la policía federal, lo que impide que los comuneros acudan para reparar la fuga, que se suma a los trabajos de construcción del tren, y que impiden continuar con la actividad turística de los pobladores, ya que en ese sitio había la renta de go karts, y un negocios de comida.

Precisó que a raíz de que la empresa responsable de la construcción del tren en este tramo reanudó la obra el 24 de febrero, los comuneros solicitaron también a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que los trabajos se lleven a cabo dentro del predio considerado en el derecho de vía.

Sin embargo, dijo, perforaron un tubo que dota de agua a los habitantes de Acazulco, desde un manantial aledaño a la zona de Valle La Magueyera, El Venado, La Loma y Pantano, que es la región donde se mantiene la presencia de la Policía Federal para resguardar la maquinaria y a los trabajadores.

“No tuvieron cuidado en hacer su trabajo, en el momento de las excavaciones rompieron uno de los tubos. No estamos pidiendo que detengan la obra, tampoco que se lleven al tren a otro sitio, sólo queremos que reparen los daños y que la obra se lleve a cabo con cuidado”, especificó.

Relataron que desde hace más de 48 horas deben comprar pipas para dotar del recurso a los habitantes, que cuestan en promedio mil pesos, y tienen duración para sólo un par de días. “Lo que nos preocupa mucho son las actividades como cocinar, el baño, los niños deben asearse para ir a la escuela, y quienes tenemos enfermos no podemos atenderlos”.

Refirió que estos daños se hubieran evitado si la SCT y la empresa responsable de este tramo tuvieran cuidado con las tuberías, “pero nosotros somos un pueblo pacífico, no vamos a golpear ni a destruir nada, únicamente pedimos una mesa de diálogo y ya terminar con este pleito de una vez”, dijo Luis Carrillo, del Comité de Agua.

“Lo que pedimos es el diálogo, si realmente la ferroviaria como la SCT se hubieran acercado a nosotros como lo comprometieron hace un par de meses, estaríamos hablando de otro tipo de construcción, porque habrían cuidado los tubos que distribuyen el agua”.

Reiteraron que no piden la cancelación de la obra del tren sino el respeto a los recursos naturales, porque ninguna autoridad se ha hecho cargo de solucionar los daños, y por tanto, tienen cuatro días sin agua.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios