Suscríbete

Demandan poner fin a baches en Toluca

Habitantes de las colonias Ciprés y Colón también acusan inseguridad por bares

Demandan poner fin a baches en Toluca
En la Glorieta del Águila, inconformes exigieron al ayuntamiento parar la expedición de permisos para antros y bares en la zona. (ARTEMIO GUERRA. CUARTOSCURO)
Metrópoli 04/10/2018 01:26 Claudia González Actualizada 02:25

[email protected]

Toluca, Méx.— Al grito de: “¡No más baches!”, personas de la tercera edad, habitantes de las colonias Ciprés y Residencial Colón, exigieron al ayuntamiento de Toluca que atienda la demanda de la población e implemente un efectivo programa de bacheo y repavimentación en la ciudad.

Los vecinos de ambas comunidades consideradas con mayor poder adquisitivo de la capital mexiquense, acusaron que en 60 años de habitar las colonias este el “peor trienio que ha enfrentado la ciudadanía, porque las condiciones de las calles las convierten en intransitables, no obstante de advertir un incremento sustancial en la comisión de delitos como robo de vehículo, a casa habitación, de autopartes y a transeúnte, a raíz de bares, restaurantes y antros en la zona.

Los inconformes participaron en una protesta que tuvo lugar en la Glorieta del Águila, a unos metros de la Casa de Gobierno del Estado de México, en el municipio de Toluca, lugar al que llegaron algunos en silla de ruedas, otros apoyados con bastón y a la que se sumaron jóvenes estudiantes y automovilistas que transitaban por el lugar.

María Teresa Jarquín, investigadora del Colegio Mexiquense y habitante de Ciprés, expresó que es “evidente la corrupción de la presente administración municipal”, pues a pesar de haber anunciado un programa de bacheo y adecuación del pavimento en las calles, la temporada de lluvias generó “cráteres” que provocan la inestabilidad de los automóviles y hasta de ciclistas, transeúntes o motociclistas.

“Ayer un motociclista de entrega de comida cayó en un bache que estaba tapado por el agua de la lluvia en Isidro Fabela y se golpeó gravemente”, alegó otra de las inconformes.

Otros manifestantes hicieron hincapié en la inseguridad que generó el incremento de permisos para la apertura de bares y restaurantes en la calle de Carranza, que abarca las colonias Morelos y Universidad, atribuyendo a dichos locales comerciales el incremento de robos en casas, bancos y automóviles.

“Hemos intentado establecer el diálogo con las autoridades municipales, pero no hicieron caso, estamos hartos de que hayan llenado de establecimientos que permiten la ingesta de alcohol a menores de edad, que además están en peligro porque en esta zona ya detuvieron a dos narcomenudistas”, alegó María Guadalupe García.

Comentarios