Suscríbete

Advierten que obra en Jilotzingo afectará zona ecológica

El proyecto contempla 20 mil viviendas en un nuevo desarrollo llamado “Bosque Diamante”, según advierte el grupo "Puedes"

Metrópoli 18/11/2018 17:10 Rebeca Jiménez Jacinto Estado de México Actualizada 09:33

La autorización de 20 mil viviendas en un nuevo desarrollo llamado “Bosque Diamante”, afectará más de 200 hectáreas de bosque del Parque Estatal Otomí Mexica y quintuplicará la población de este municipio, donde no hay infraestructura vial ni de servicios, señaló Rubén Mayén González, delegado de Pueblos Unidos para el Desarrollo Sustentable del Campo y La Ciudad (Puedes).

El 1 de agosto de 2017,  la Gaceta de Gobierno del Estado de México publicó la autorización que realizó José Alfredo Torres Martínez,  ex secretario de Desarrollo Urbano y Metropolitano, del conjunto urbano mixto, habitacional medio, comercial  y de servicios “Bosque Diamante”,  para la construcción de 19 mil 985 viviendas, en una superficie de 2 millones 380 mil 496 metros cuadrados.

Este nuevo fraccionamiento se construirá en una zona ecológicamente protegida, ubicada a más de 2 mil 800 metros sobre el nivel del mar,  que es 99% bosque, por lo que  tapizarán con cemento lo que hoy es cubierta forestal y manantiales, señaló Rubén Mayén, como delegado de la organización no gubernamental  Puedes realizarán un festival ecológico en San Luis Ayucan.

En la ex mina de agregados Chiluca, en el ejido de San Luis Ayucan, con danzas y música, pobladores de Jilotzingo participarán este 19 de noviembre en un festival en defensa del bosque y en contra del ecocidio, señaló Mayén González delegado estatal de Puedes.

Jilotzingo, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi),  actualmente tiene  19 mil habitantes, si en este nuevo fraccionamiento van a construir casi 20 mil casas y en cada una vivirán de dos a cuatro personas, la población de este municipio no sólo se triplicará podría quintuplicarse, apuntó Rubén Mayen.  

Los bosques de Jilotzingo hoy son una fábrica de agua para el valle de México, directamente surten a la presa Madín y abastecen con sus afluentes a Naucalpan, Atizapán y Tlalnepantla, lo que en un futuro inmediato se verá afectado, señaló el ex presidente municipal.

A su vez, vecinos de Naucalpan, especialmente de la zona de Lomas Verdes, han señalado su preocupación por la  autorización de esta nuevo fraccionamiento, que implicará la saturación de vialidades naucalpenses, con más de 40 mil nuevos vehículos, pues el nuevo desarrollo se ubica en la zona limítrofe.
 

Comentarios