24 | JUN | 2019
Las terminales Chiquihuite y Cuautepec se construirán en lo más alto del cerro. (Fotos: JUAN CARLOS REYES)

Cuautepec: largo, peligroso y empinado viaje al cerro

12/02/2019
03:01
Andrea Ahedo
-A +A
De difícil acceso es considerado el trayecto que tendrá la primera línea de este medio de transporte en 2020

Inseguro, de difícil acceso y con tráfico constante, así es considerado por sus habitantes el trayecto de Indios Verdes a Cuautepec Barrio Alto, por donde se desplazará la primera línea del Cablebús proyectada para 2020.

Este tramo está ubicado en Gustavo A. Madero, la segunda alcaldía más grande de la Ciudad, donde habitan 1.16 millones de personas, de acuerdo con el más reciente censo de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Específicamente, el trayecto del paradero de Indios Verdes hacia la zona alta de Cuautepec suma 7.7 kilómetros de distancia y, actualmente, los pasajeros de los camiones de las rutas 18 y 88 que llegan hasta este punto se tardan más de 60 minutos en todo el recorrido.
cablebus_cuautepec1.jpg
La presentación del Gobierno capitalino sobre el proyecto del Cablebús evidencia que el nivel de ingreso de 75% de la población de Cuautepec es de bajo a muy bajo.
 

Ante esto, el Cablebús pretende dar el primer servicio de teleférico que impactará a 26% de los vecinos de Gustavo A. Madero, es decir, 305 mil 278 habitantes. El proyecto pretende cinco estaciones principales y una secundaria que desplazarán hasta a 80 mil personas al día.

Llegar a la zona de Cuautepec es una verdadera odisea en la que los usuarios tienen que librar el mal servicio del transporte público, además de los robos. Incluso, para quienes viven en la zona más alta de Cuautepec, se arriesgan a utilizar los vochotaxis, que son los únicos que llegan a este punto.

 

Fabiola es una madre de familia que usa la Ruta 18, que sale de Indios Verdes, al menos 16 veces de lunes a domingo, en cada viaje paga seis pesos, lo que suma 96 pesos a la semana. Ella cuenta que su parada es en la Delegación 21, una de las últimas: “Ahora sí que es todo el recorrido, paso por la Pastora, Coronado, el Politécnico. Sin tráfico hago medio hora, pero con tráfico hasta una hora”.

En la misma situación se encuentra Carlos Alejandro, un adolescente quien a pesar de que baja en una de las colonias próximas ha sufrido el tráfico y la inseguridad: “Uso diario la ruta, los únicos días que no la ocupo son los sábados y domingos. Hago como unos 15 minutos, no mucho. Los camiones van llenos… en el camino se llenan, la gente va colgada. En los camiones algunas personas se suben, pero a amenazar, dicen ‘si no nos dan dinero, les vamos a sacar el arma’. Si no les compras, se ponen locos”.

El primer punto del proyecto contemplado por el Cablebús está en el paradero Indios Verdes ubicado en la colonia Lindavista, ahí es donde el mayor número de estudiantes abordan las unidades para dirigirse hacia las universidades cercanas, a 10 minutos de distancia.

De acuerdo con el portal Datos Abiertos Ciudad de México los delitos más denunciados en 2018 en esa colonia fueron: robo de accesorio de automóviles, robo a negocio y robo de objetos.

En las colonias La Purísima Ticomán y Laguna Ticomán se encuentran cinco escuelas superiores: cuatro del Instituto Politécnico Nacional (IPN); la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía de la Secretaría de Educación Pública, y la Universidad de Ciencias y Administración (UCAD).

Sobre la Calzada Ticomán número 643, justo frente a la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) se construirá la segunda estación del teleférico. Actualmente en esta vialidad los choferes de los camiones hacen paradas constantes por la demanda de los estudiantes, quienes aseguran que la zona es peligrosa por los asaltos y la poca iluminación.
cablebus_cuautepec2.jpg
“En los camiones algunas personas se suben a amenazar, dicen: ‘Si no nos dan dinero, les vamos a sacar el arma’”. CARLOS ALEJANDRO, Usuario de la Ruta 18
 

Desde hace tres años Fernando Cruz, alumno de la ESIME, usa los camiones de la Ruta 18 para llegar a la universidad: “Un viaje en la ruta es de bastante incertidumbre, por lo regular se siente inseguro. Hay maestros y compañeros que dicen que los han asaltado”.

Isaid Espinosa, un ex alumno, cuenta que mientras caminaba sobre Avenida Ticomán tres sujetos lo asaltaron a plena luz del día: “Yo estaba hablando por teléfono cuando vi que un camión paró y descendieron dos chavos, inmediatamente me doy cuenta que se dirigen hacia mí. Me sentí inseguro y decidí regresar a la escuela, pero al voltear había otro tipo detrás de mí. Sólo les di el celular y los tres se subieron a otro camión”.

El portal Datos Abiertos Ciudad de México indica que los tres delitos denunciados más recurrentes en la colonia Laguna Ticomán el año pasado fueron robo de vehículo de servicio particular con violencia y sin violencia, robo a transeúnte y violencia familiar.

El siguiente punto del Cablebús, a dos kilómetros de la zona de universidades, será La Pastora y se construirá sobre Avenida Puerto Mazatlán, donde abundan los comercios y las tiendas de abarrotes.

Esta zona ya es conocida como Cuautepec que en náhuatl significa “cerro de las águilas”; es un valle ubicado en la Sierra de Guadalupe que se divide en dos, Barrio Bajo y Barrio Alto. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), con base en los niveles de acceso a los servicios básicos, a la educación, a la vivienda y de salud, Cuautepec y sus alrededores tienen un índice de rezago social muy bajo. Incluso, en la presentación del Gobierno capitalino sobre el proyecto del Cablebús se evidencia que el nivel de ingreso de 75% de la población de la zona de estudio, es bajo a muy bajo.

También en el último año en la colonia La Pastora la violencia familiar, el robo de vehículos de servicio particular sin violencia y el robo a transeúnte con violencia se ubicaron en los ilícitos con más carpetas de investigación, según Datos Abiertos.

También, es aquí donde comienza el tránsito lento pues a pesar de que hay dos carriles en la Avenida Puerto Mazatlán, uno está constantemente ocupado por vehículos estacionados.

Más adelante se encontrará la cuarta estación llamada Campos Revolución y será un módulo intermedio que conectará con la estación secundaria Chiquihuite, al oriente, y la terminal Cuautepec, al norte. Ésta se proyecta para ubicarse en la avenida Emiliano Zapata en la colonia Zona Escolar, a pocos metros de distancia del Hospital Materno Infantil Cuautepec de la colonia Cuautepec de Madero.

El caos vehicular empeora en esta zona, pues los camiones que se dirigen hacia el cerro deben circular por un solo carril, rodeado por una primaria, una secundaria y un tianguis. Además por aquí se desplazan también las unidades de la Ruta 101 del RTP ramal Indios Verdes-Lomas de Cuautepec, que incluso tiene también camiones designados sólo para pasajeras.

Ángel Carrión, vecino de la tercera edad, asegura que “los de la Ruta 100 son muy rápidós, pero los camiones hacen una hora de aquí a La Villa…. Diario se hace tráfico porque a media carretera se paran y no hay quién les diga algo… si alguien les dice algo les echan bronca y a mentar la madre. Mire, hay tianguis cada ocho días. Casi todos los días es así, luego los niños salen de la escuela, sólo a veces los policías vienen para evitar el tráfico de los camiones.”

Tanto en la colonia Zona Escolar como en Cuautepec de Madero el primer lugar en carpetas de investigación abiertas durante el año pasado fue por el delito de violencia familiar. En el caso de Zona Escolar se reportaron, en segundo y tercer lugar, los ilícitos, abuso de autoridad y amenazas. Respecto a Cuautepec de Madero, estuvieron el robo de objetos y de autopartes.
cablebus_cuautepec3.jpg
“La zona alrededor es bastante insegura, hay muchos reportes de alumnas que han sufrido intentos de secuestro” . FERNANDO CRUZ, Estudiante del IPN
 

Las siguientes dos paradas del Cablebús serán las terminales Chiquihuite, en lo alto del cerro, y Cuautepec, esta última donde actualmente hace base el transporte público que baja hacia La Villa. El módulo de Chiquihuite estará construido en la calle Camino Real, colonia Tlalpexco, uno de los puntos más altos al que se debe de ascender por las calles empinadas y angostas. Por otro lado, la terminal Cuautepec se ubicará en la avenida Juventino Rosas número 21, en la colonia General Felipe Berriozabal.

Según Datos Abiertos Ciudad de México, mientras que en la colonia Tlalpexco los tres delitos por los que se abrieron más carpetas de investigación en 2018 fueron homicidio con arma de fuego, violencia familiar y abuso sexual, en General Felipe Berriozábal se ubicaron violencia familiar, robo de a negocio sin violencia y robo a transeúnte con violencia.

Una de las estimaciones del Gobierno capitalino es que para 2020 el trayecto de Cuautepec hacia Indios Verdes tenga más demanda en el horario de 06:00 a 07:00 horas, aproximadamente. Ahora, en ese recorrido se hace más de una hora de tiempo, lo cual es corroborado por los propios choferes de las rutas.

“Llevo ocho años en esta ruta, se han subido a asaltar como seis veces, cuatro violentas para mí y las otras dos sólo al pasaje… Aproximadamente [hasta Indios Verdes] se hace una hora porque hay mucho tráfico… se hace el despapay porque hay mucho carro. Aquí debería haber Policía de Tránsito, no hay ni una unidad, sólo de los azules [policías preventivos]”, dijo un conductor que pidió reservar su nombre. Dijo que gana alrededor de 5 mil pesos al mes, dinero que destina para mantener a cuatro personas.

Sobre el proyecto del Cablebús que pretende reducir los recorridos hasta en 54%, es decir, a 40 minutos aproximadamente, dijo: “[Yo creo que para] el mejoramiento de esta ruta debería haber Tránsito y limpiar las calles, hay mucho carro estacionado por eso la vialidad es muy lenta”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios