24 | ENE | 2020

Comunidad rechaza construcción de pozo de agua en Zacamulpa: regidora

08/12/2019
18:23
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A
La regidora Gabriela Garay Barragán afirmó lo anterior luego de que el alcalde Enrique Vargas responsabilizara a militantes de Morena de que en un futuro cercano dicha comunidad se quedará sin agua

Huixquilucan.- El rechazo a la construcción de un pozo de agua en Zacamulpa fue de la comunidad no de Morena, afirmó la regidora morenista, Gabriela Garay Barragán, luego de que el alcalde panista Enrique Vargas del Villar ante el Cabildo responsabilizó a militantes del Movimiento de Regeneración Nacional de que en un futuro cercano esta comunidad se quedará sin agua.

En Zacamulpa “un movimiento de militantes de Morena” se opuso y fomentó el rechazo a la construcción de un pozo que estaba autorizado, “por este movimiento se suspendió” la construcción para la que estaban autorizados de 7 a 8 millones de pesos, para beneficiar a  35 mil habitantes, indicó el alcalde Vargas del Villar en entrevista, luego de que ante el Cabildo responsabilizó a los morenistas “los hago responsables de la falta de agua, en una de las partes más alejadas del tiro del Cutzamala”.

A los dos regidores de Morena, “nos invitaron a una asamblea, como testigos, no tomamos la palabra, ni opinamos, por lo que rechazo que Morena esté en contra del pozo, es la comunidad misma”, afirmó Gabriela Garay.
 

ACUSA VIOLENCIA POLÍTICA DE GENERO

La regidora acudió a la Legislatura mexiquense a denunciar “violencia política de género” por parte del alcalde panista Enrique Vargas del Villar. En entrevista con EL UNIVERSAL Gabriela Garay afirmó que ella es la única integrante del ayuntamiento a la que durante el primer año de este gobierno, no le pagan salarios a sus cuatro colaboradores.

El asesor legal, administrativo, un asistente y la secretaria de la 11 regiduría de Huixquilucan no han recibido durante todo el año un salario formal del ayuntamiento, por lo que la regidora afirmó que ha destinado parte de su salario para dar un apoyo a los cuatro empleados, cuando todas las regidurías tienen hasta siete asistentes pagados por la administración local e incluso “hay un regidor que tiene un millón de pesos como aportación adicional”, aseveró.

Gabriela Garay afirmó que mientras está luchando porque su equipo de trabajo reciba un salario formal del ayuntamiento, como sucede con el de todas las regidurías, ella no va a recibir “moches”, luego de que el pasado mes de noviembre recibió una gratificación por 104 mil pesos, que al descontar el ISR se tradujo en un depósito a su cuenta bancaria por 70 mil pesos netos, de los que pidió información a la tesorería municipal y a la dirección de Factor Humano, para que le expliquen a  qué se refiere este depósito a su cuenta bancaria “y en su caso devolverla o regresarla a la comunidad porque no voy aceptar moches”, reiteró la morenista.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios