Un pase a la historia; así evolucionó el boleto del Metro

El primer pase para subir al Metro en 1969 fue hecho en papel francés

Boletos del Metro
Fotografía: EL GRÁFICO
Metrópoli 04/09/2019 11:25 Ciudad de México Enrique Morán Actualizada 17:36

Los nerviosos usuarios, que estrenaron el Metro en 1969, tomaban con mano temblorosa el pequeño boleto anaranjado que daba acceso a los andenes.

La gente, acostumbrada a pagar en la marimba de los antiguos camiones guajoloteros o de ruta, trataban con inquietud de meter el boleto en la máquina de los torniquetes, algo que veían como un proceso muy futurista.

Aquel boleto anaranjado, fue el primero de cientos de diseños que a lo largo de su historia han vendido en las taquillas. Su particularidad es que fue elaborado con cartón importado de Francia.

Esos boletos anaranjados se expidieron relativamente poco tiempo, por lo que éstos se han cotizado en piezas de colección que alcanzan un valor de hasta 3 mil pesos.

anos_50_boletos.jpg
Fotografía: EL GRÁFICO

Sus predecesores fueron los clásicos boletos rosas que durante muchos años fueron vendidos para dar acceso al STC.

Los cambios llegaron y, con ello, los diseños de los boletos, que se modificaron en color y presentación. Poco a poco, algunos usuarios se volvieron coleccionistas de los diferentes cartones que se vendieron y que se cuentan por cientos.

Benito Juárez, Emiliano Zapata, Venustiano Carranza, Octavio Paz, María Félix, Alex Lora, El Santo, Diego Rivera, La Familia Burrón o hasta el astronauta Rodolfo Neri Vela, son tan sólo algunos de los numerosos personajes que se han inmortalizado en los boletos del Metro.

Todos hemos cargado por lo menos en una ocasión un boleto del Metro en la cartera o la bolsa, chairos, fifís, ricos, pobres, intelectuales, obreros, paisanos y hasta políticos han viajado por el tren anaranjado.

boletos_50_.jpg

Fotografía: EL GRÁFICO
 

Comentarios