17 | NOV | 2019
El sacerdote Francisco Javier Bautista Avalos, acusado de asesinar a joven seminarista

Sacerdote detenido por crimen de Leo culpaba al aborto de la violencia

20/06/2019
16:00
Redacción
Ciudad de México
-A +A
El sacerdote Francisco Javier aseguraba que las posesiones satánicas estaban relacionadas con las interrupciones legales del embarazo

La procuraduría capitalina detuvo a Francisco Javier “N”, párroco de la iglesia Cristo Salvador, señalado como el presunto responsable del asesinato del diácono Leonardo Avendaño, joven estudiante de la Universidad Intercontinental que encontraron sin vida dentro de su vehículo la semana pasada en Tlalpan.

Las primeras versiones policiacas revelan que aparentemente fue detenido en una iglesia luego que los agentes de investigación lo siguieran por cuatro días.

Consta en la carpeta FCIH/1/UI-1 C/D/00108/06-2019, que el crimen fue de “índole personal”, pues Leo asistía al sacerdote en el servicio del altar en la parroquia, incluso fue el padre Francisco Javier quien reportó la desaparición de Avendaño a sus familiares, además de que ofició una misa luego que se diera a conocer que se encontró el cadáver del seminarista.

El padre Francisco Javier era un panelista recurrente en el programa católico "El Pulso de la Fe", en donde hablaba de exorcismos, aborto y violencia. Incluso, aseguraba que las posesiones satánicas estaban relacionadas con las interrupciones legales del embarazo.

El sacerdote llegó a afirmar que la violencia en México era por culpar de los abortos en la Ciudad de México. Incluso, mencionaba el caso de un sujeto que supuestamente estaba poseído a través del cual el demonio hablaba. "Nosotros le abrimos la puerta al hacer sacrificios con los niños que no van a nacer, por el egoísmo del hombre actualmente, por la insensibilidad ante este fenómeno del aborto", dijo.
 

El demonio, diablo, y demás, era un tema recurrente del que el sacerdote Francisco hablaba en dicho programa, pues en una ocasión habló sobre la reunión de curas exorcistas que se realizó en el país.
 

 

LO CONSIDERABA SU AMIGO

Leonardo era seminarista y buscaba ser sacerdote, además era diacono en la parroquia de Cristo Salvador.

El padre ofició la misa de cuerpo presente y posteriormente desapareció y no pudo ser localizado para las entrevistas pendientes que tenían los agentes investigadores respecto al caso de Leonardo.

“Leonardo deja un vacío bastante grande. La comunidad está consternada, fue una cosa inesperada y eso duele. Estamos tristes, pero al mismo tiempo tenemos fe y nos alimenta mucho saber que está con Dios”, dijo el padre Francisco Javier en una entrevista a la revista religiosa Desde la Fe, donde externó su dolor por la pérdida de quien llamó su “amigo”.

LA PARROQUIA

La parroquia en la que oficiaba el padre Francisco se encuentra en la alcaldía de Tlalpan. Hoy, en las inmediaciones, los feligreses se manifestaron en Avenida de los Insurgentes y Ayuntamiento.

Los vecinos del párroco aseguraron que el cura es inocente y rezaron en plena vía pública por su liberación.

padre_francisco_int.jpg

BUSCAN UN CÓMPLICE

Hoy, la Procuraduría capitalina dio a conocer que busca a un posible segundo cómplice que presuntamente participó junto con el padre Francisco Javier, en el homicidio del diácono Leonardo Avendaño.

En conferencia de prensa, la abogada de la capital, Ernestina Godoy, dio a conocer que gracias a un seguimiento en las cámaras de vigilancia del C-5, así como al registro de llamadas y mensajes del celular de la víctima, se determinó que antes de que asesinaran a Leonardo, la víctima estuvo poco más de 4 horas en casa del posible agresor.

Luego, se observó en la cámaras cómo se abandonó el cuerpo de Leonardo dentro de su vehículo y más tarde, otra persona en un vehículo diferente, pasó por el presunto homicida al lugar de los hechos.


Con información de David Fuentes y Carolina García

cg

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios