Revisión mecánica genera corrupción

Piden $50 para aprobar inspección en verificentro; holograma no depende d e pasar examen: Sedema
José Ramón Amieva Gálvez, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, informó que hasta ayer operaron con normalidad 43 de los 57 Centros de Verificación Vehicular, que debieron entrar en funciones desde el lunes 2 de julio (SANDRA HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
05/07/2018
01:45
Sandra Hernández y Phenénope Aldaz
-A +A

[email protected]

La nueva inspección físico-mecánica de automóviles se ha vuelto motivo de corrupción en los verificentros de la Ciudad de México.

En uno de los centro ubicado en la delegación Gustavo A. Madero, trabajadores aconsejan a los automovilistas dar 50 pesos al técnico para aprobar esta revisión.

“Tú no te preocupes, si te toca la inspección nomás pasa, en corto le dices al chavo ‘ten para tu chesco’ y no tendras problemas”, afirmó un hombre que se encontraba afuera del lugar en la zona de salida de autos.

“Te van a decir ‘pásalo a la línea dos’, a ellos no les digas nada; al encargado de la línea dile: ‘Ahí te lo encargo’ y le das el dinero”, detalló.

Otro consejo que da a los usuarios es, previo a la verificación, limpiar la parte baja del coche para que “no se vea” que el auto tira aceite y pueda pasar la prueba.

La acción fue reprobada por la directora de Gestión de Calidad del Aire, Beatriz Cárdenas, quien recordó que la inspección físico-mecánica es aleatoria y no es motivo para la asignación de hologramas.

“La inspección no es que si pasas o no pasas, no tiene ningún criterio de aprobación, es una revisión complementaria y el holograma no depende de ésta. Que la ciudadanía no se deje engañar.

“Estamos recibiendo los reportes de la ciudadanía, de cualquier cosa que vean irregular, como la presencia de coyotes o si alguien, antes de entrar al centro, les ofrece que les puede ayudar; eso de ninguna manera es posible, denuncien”, pidió.

La funcionaria capitalina destacó que la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) cuenta con un equipo de técnicos, abogados, especialistas en contaminación atmosférica e inspectores que verifican el correcto funcionamiento de los centros.

Por otra parte, el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, afirmó que la Contraloría General local reforzará la revisión en los verificentros para garantizar su operación.

“Si algún verificentro no está operando por no tener las condiciones adecuadas para el sistema, ¡sanción! Si el sistema no está funcionando por responsabilidad de algún servidor público, ¡sanción! Si yo puse la cara ante ustedes para decirles de estos verificentros, pues ahorita, a través de la Contraloría, haremos que funcionen y lo hagan bien.

“Es muy penoso que la gente llegue a su cita y que se le deba reagendar porque no tiene acceso a algo para lo que dispuso su tiempo”, dijo.

Amieva Gálvez indicó que hasta ayer operaron con normalidad 43 de los 57 Centros de Verificación Vehicular que debieron brindar servicio desde el 2 de julio.

“Lo que señalan como principal causa es que entra el vehículo a la línea y en el momento que están cargando los datos en el sistema del verificentro para dar el holograma no genera la conexión con la parte central del sistema. Entonces, el sistema como medida de seguridad literalmente se cae y para reiniciarlo se tarda a veces hasta una hora, una hora y cuarto”, explicó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS