Microbusero se resiste a asalto en Iztapalapa; muere acuchillado

Luego de que un sujeto intentara robar celulares, carteras y dinero a los pasajeros del microbús, el chofer y dos afectados le hicieron frente al agresor, sin embargo, éste los atacó con un cuchillo

Microbusero se resiste a asalto en Iztapalapa; muere acuchillado
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
Metrópoli 31/12/2018 06:57 Andrea Ahedo Actualizada 20:53

Don Armando de 61 años se levantó por la madrugada para iniciar su jornada como microbusero en la Ruta 31, que recorre la alcaldía Iztapalapa. Así trabajaba todos los días desde hace 12 años pero ayer, al resistirse a un asalto fue acuchillado hasta la muerte.

Alrededor de las 10 horas mientras conducía el camión que hace paradas en la Preparatoria 2, en la Clínica 25, en el metro Tepalcates, el chofer y los pasajeros fueron sorprendidos por un delincuente que intentó robarles celulares, carteras y dinero.

La primera versión de la policía indicó que sobre la avenida Constitución de Apatzingán el microbusero y dos afectados le hicieron frente a su agresor y éste, bajó de la unidad y corrió hacia los andadores de la colonia Ejército Constitucionalista Sección 3 para huir.

El microbusero y dos pasajeros lo siguieron hasta el área de canchas de la calle Manzana 2 y el sujeto aprovechó los pasillos despoblados para atacarlos con su cuchillo.

Frente a un domicilio quedó recargado el cuerpo de Don Armando, quien sufrió puñaladas mortales. Tras varios minutos su cuerpo fue cubierto con una sábana blanca y el área cercana fue acordonada por los policías del sector.

El lesionado que se encontraba cerca fue revisado por paramédicos y trasladado en urgencia hacia el hospital Gregorio Salas en la calle Del Carmen, en la zona centro de la ciudad, alcaldía Cuauhtémoc.

Mientras los familiares del chofer llegaban, un hombre de playera oscura se quedó a un costado del cadáver.

La esposa de Don Armando llegó acompañada de una joven hasta el andador y una vez que pasó el acordonamiento, le gritó a los policías: “Ahora mucha pinche vigilancia, pero mi marido ha muerto”.  

Sus llantos y gritos al ver el cuerpo de su esposo se escucharon en medio de la calle, pues los vecinos esperaban información de los uniformados, pues según ellos, no escucharon ni vieron nada.

También se acercó a la zona el hermano del chofer con la encargada de la Ruta 31, quien dijo que Armando “ya estaba grande pero era buen chambeador”. Además, aseguró que así como el hombre que murió a manos de un delincuente, otros ruteros han sido atacados.

Hasta la noche del domingo no se informó si hubo detenidos por el homicidio por arma blanca del microbusero, quien a medio año cumplió más de una década de trabajar en la Ruta.

Comentarios