21 | SEP | 2019
"Pepe" el toro murió el 10 de junio en inmediaciones del Parque de los Ciervos
"Pepe" el toro murió el 10 de junio en inmediaciones del Parque de los Ciervos / FOTO: tomadas de redes sociales

Investiga muerte de "Pepe", el toro de Atizapán

10/06/2019
21:59
Rebeca Jiménez Jacinto
Atizapán de Zaragoza, Méx.
-A +A
Juan Carlos Salazar, director municipal de Medio Ambiente, desmintió el fin de semana que el animal haya fallecido desnucado

Atizapán de Zaragoza, Méx.-  La Procuraduría de Protección al  Ambiente del Estado de México (Propaem) inició una investigación por señalamientos de maltrato animal, que derivarían en la muerte de “Pepe” el toro, quien vivía en el Parque de los Ciervos, que a decir de autoridades locales falleció por enfermedad y por su avanzada edad.

No obstante en redes se difundieron imágenes de un trascabo cargando al animal y otra del astado tirado en el piso con sangre en el hocico, luego de que el toro murió  el 4 de junio.

Juan Carlos Salazar Vázquez, director municipal de Medio Ambiente, el fin de semana desmintió que el animal haya fallecido desnucado al caer de un trascabo, tal como difundieron vecinos en redes sociales.

El toro, llamado “Pepe”, vivía en un cortijo ubicado en el Parque de Los Ciervos, junto a borregos, conejos y patos, la cual fue visitada por personal de Propaem y el 24 de abril realizaron la clausura del sitio, porque no contaba con autorización de impacto ambiental para una granja interactiva dentro de este jardín ecológico, informaron autoridades estatales.

La Propaem al conocer sobre la muerte de “Pepe” el toro, inició este 10 de junio una carpeta de investigación por este deceso así como por maltrato animal, la cual habrá de determinar en breve un dictamen sobre este fallecimiento y si aplica alguna sanción a autoridades municipales.

Además la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente del Estado de México, repondrá sellos de clausura en la granja interactiva del Parque de Los Ciervos, informaron autoridades estatales.

El director de Medio Ambiente de Atizapán, Juan Carlos  Salazar,  aseguró que los animales de la granja son alimentados bajo la supervisión de médicos veterinarios que revisan su estado de salud cada 15 días. 

En cuanto a la muerte de “Pepe” el toro, el funcionario municipal indicó que la vida promedio de estos mamíferos es de 15 años de edad y "Pepe" ya tenía 18 años,  por lo que era un animal geronte, es decir anciano, que tenía problemas de salud críticos, como síndrome de mala absorción, lo que impedía que el astado subiera de peso, el cual también podría haber sufrido brucelosis, enfermedad crónica que le producía diarrea.

Sin embargo las fotografías difundidas en redes sociales, causaron indignación y generaron reclamos de ciudadanos sobre maltrato animal, toda vez que se muestra cómo un trascabo carga al animal y en una segunda imagen, el toro tirado en el piso con el hocico sangrante.   

rmlgv

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios