Fue enorme el susto al ver cómo se nos venía encima el techo: locatarios
Locatarios de flores y hortalizas de la Central de Abasto entraron a las naves con el techo colapsado para rescatar su mercancía. Foto: ARMANDO MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL

Fue enorme el susto al ver cómo se nos venía encima el techo: locatarios Central de Abasto

23/03/2020
02:11
Héctor Cruz y Salvador Corona
-A +A
Exigen que la jefa de Gobierno los ayude; pérdidas son millonarias, dicen

Para Gonzalo Flores Martínez, propietario del local 308, del mercado de flores de la Central de Abasto, la granizada del sábado, que provocó el derrumbe del techo de tres naves de ese inmueble, “no fue normal, de verdad. Parecían bolas de plástico que quedaban pegadas al metal. Lo vi en los autos estacionados”, dice.

Sin dejar de recoger rosas, margaritas y demás flores que sobrevivieron al desastre, don Gonzalo comenta que al ver ese fenómeno, “les pedí a mi esposa e hijos meterse a la camioneta, porque no era normal lo que ocurría”.

“Escuché un fuerte tronido, pero cuando vi que las estructuras que sostenían el techo comenzaban a doblarse, corrí con mi familia para alejarnos”, relata.

Asegura que al ver que sólo era el techo el que se venía abajo, “comprobamos que el granizo no era agua congelada, como debería de ser, sino plástico o bolas de agua con pegamento. Eso fue lo que provocó los derrumbes, pues al no disolverse, el hielo fue acumulándose en los techos hasta que no aguantaron”, explica.

Incluso, muestra el hielo que permanece intacto en los metales del techo destruido, mientras observa a su esposa e hijos rescatar la mercancía para meterla en una bodega prestada por otro locatario.

También lee: Colapsa techo de tres naves de la Central de Abasto por caída de granizo

Además, confiesa que esa noche llegó la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada Molina, “pero luego de hacer un breve recorrido, sólo nos dijo que no sabía qué hacer, por lo que varios de los compañeros se la mentaron y hasta golpearon las dos patrullas en las que llegó con escoltas”, dice.

De allí que exige la presencia de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, “o de cualquier funcionario responsable, quien realmente quiera ayudarnos, porque son millonarias las pérdidas”, cuenta casi con llanto, al tiempo que observa con tristeza la destrucción de su mercancía.

Acepta que las pérdidas seguramente les serán repuestas por el seguro que les cobra la Central de Abasto: “Los 120 locatarios que estamos en esta nave pagamos 220 pesos mensuales por metro cuadrado, incluido el seguro”.

Juana Hernández, del local 8, nave 1, estima daños por 18 mil pesos, “pero más grande fue el susto que me dio al ver cómo se nos venía encima el techo”.

La jefa del Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, aseguró que realizarán un peritaje sobre el colapso y detalló que los comerciantes tendrán diversos apoyos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios