“¿Cuándo nos van a reconstruir?”

A más de un año del 19S, los vecinos de Balsas 18, en la colonia Miravalle, ven tan cerca y a la vez tan lejana la reconstrucción de sus viviendas
“¿Cuándo nos van a reconstruir?”
Vecinos de Balsas 18, en Benito Juárez, esperan que las autoridades les den “luz verde” para que inicie la reconstrucción de sus departamentos. Foto: IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL
03/10/2018
01:48
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

A más de un año del 19S, los vecinos de Balsas 18, en la colonia Miravalle, ven tan cerca y a la vez tan lejana la reconstrucción de sus viviendas.

Cercana porque desde hace varios meses cuentan con el respaldo de una constructora que les prometió hacer sus departamentos sin costo, pero lejana por el avance lento de los trámites con las autoridades.

Cuatro personas murieron en el colapso de una de las dos torres y contarlo aún provoca lágrimas a los sobrevivientes. En total son 16 familias que esperan volver a sus hogares.

Vecinos como Francisco Javier Ramírez perdieron todo. Era muy riesgoso acceder a las torres después del temblor y “sólo recuperamos ropa y las escrituras de la casa. Luego los edificios fueron demolidos”.

Entraron al esquema de la delegación Benito Juárez que los apoya con los trámites notariales y los contactó a fines del año pasado con la empresa GDC Desarrollos.

Antes del primer semestre de este año ya había un proyecto ejecutivo. La única condición fue que 100% de los condóminos lo avalaran.

Ese proyecto contempla redensificar para hacer seis departamentos adicionales y con su venta la constructora recupere parte de su inversión.

Les repondrán viviendas de 70 a 74 metros cuadrados, medidas muy cercanas a los departamentos de 78 metros cuadrados que tenían antes e incluso habría elevador, gimnasio y estacionamiento subterráneo, que no tenían antes.

Comentan que eran los más avanzados hasta que llegaron las elecciones, de ahí en adelante los trámites han caminado muy lento.

“¿Cuándo nos resuelven? Ya está una Ley de Reconstrucción, no pedimos nada fuera de la ley, queremos que esto se recupere, no es tan fácil ir a lidiar con políticos, con los permisos y con los propios vecinos”, resume Octavio Ochoa, administrador de Balsas 18.

Los vecinos han lidiado para hospedarse con familiares o vecinos y otros se quedaron sin empleo, como el pediatra José Luis Contreras, que se salvó del derrumbe y sólo salió con fractura en un dedo de la mano, pero aún así en su empresa no aguardaron a que sanara.

Para Rafael Flores Gómez, de 65 años, “nadie se ha repuesto de esto, económica ni moralmente, quienes hayan tenido pérdidas humanas eso es lo más grave.

Así como los demás vecinos pide a las autoridades “ luz verde” para que inicie la construcción del nuevo edificio, que tardaría 14 meses en concluirse.

Ante la llegada de nuevas autoridades “la petición es que lo que hemos avanzado continúe, que el apoyo de la delegación y del gobierno central continúe”, concluye Ochoa.

Mantente al día con el boletín de El Universal