19 | AGO | 2019
Bala perdida causaría muerte de Aideé en el CCH: PGJ
Foto: Valente Rosas. EL UNIVERSAL

Bala perdida 9 mm mató a Aideé, la alumna del CCH Oriente: peritos

01/05/2019
14:58
David Fuentes
Ciudad de México
-A +A
Peritos de la dependencia capitalina consideran que el proyectil provino de por lo menos 300 metros de distancia del lugar de los hechos; revelan que el proyectil es de un calibre .9 milímetros

CDMX.- Peritos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ) consideraron que Aideé, alumna del CCH Oriente, falleció a causa de una bala perdida, proyectil que provino de por lo menos 300 metros de distancia del lugar de los hechos, lo que concuerda con las declaraciones de sus compañeros de clase, quienes dijeron haber escuchado una detonación “muy tenue”

Los estudios periciales y de balística realizados por la dependencia también lograron establecer que la bala impactó en el cuerpo de la joven fue de un calibre .9 milímetros.

Asimismo, con base en los resultados practicados en el cadáver por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Incifo), se determinó que la causa de muerte fue por el impacto de bala, que atravezó el tórax y el abdomen, penetrando las dos cavidades y que la bala quedaría alojada en esa zona.

La detonación

Los hechos se registraron el pasado lunes y primeras versiones policiales indican que ocurrieron a las 15:00 horas, cuando la joven estaba en clase de matemáticas y se desvaneció por un dolor muy fuerte a la altura del corazón.

Más tarde fue trasladada a un hospital del ISSSTE en Zaragoza; sin embargo murió antes de llegar. La dirección de la escuela determinó suspender las actividades académicas de la tarde para facilitar la labor de los servicios periciales.

Último adiós

Por más de nueve horas, la joven de 18 años asesinada en su salón de clases del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, fue velada en la iglesia Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en la colonia Xalpa, alcaldía Iztapalapa.

Después del amanecer, su cuerpo fue entregado a los servicios funerarios, donde la vistieron con un atuendo blanco brilloso, polvearon su rostro, pintaron sus labios de rosa tenue, le colocaron una diadema de flores blancas y una medalla sobre su pecho.

El ataúd de color blanco con los restos de Aideé fue llevado a las 11:30 horas, a bordo de una carroza fúnebre, hasta las puertas de aquel templo, ubicado a 10 minutos del plantel donde estudiaba el cuarto semestre.

etp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios