Recetas con las que casi no ensucias trastes

Muchos de quienes no estamos acostumbrados a comer en casa, y ahora tenemos que hacerlo por la contingencia, tampoco estamos habituados a lavar platos y cacerolas. Con estos platillos no tendrás que dejar media cocina 'patas para arriba'

lavando_trastes
Sé práctico y ensaya con preparaciones que no ensucian tu cocina./Fotos: Istockphoto
Menú 01/05/2020 14:01 Marisa Zannie Actualizada 14:01
Guardando favorito...

Con esto del confinamiento para evitar del contagio del Covid-19, la mayoría nos hemos visto obligados a hacer nuestras tres comidas en casa —lo que tal vez no fuera la norma—, y no solo eso, sino a ¡tener que recoger después! Muchas de las personas que tienen servicio doméstico se han visto obligadas a prescindir temporalmente de él, y si comes en casa, es inevitable temer que lidiar con el trasterío sucio (diría una mamá cualquiera). 

Dadas estas circunstancias -a menos que seas de esas personas que consideran que lavar trastes es relajante-, lo mejor es buscar ser prácticos y comer rico y sano pero ¡sin ensuciar mucho!

Aquí te compartimos algunos tips y recetas para evitar el síndrome del fregadero rebosante:

1) Usa la parrilla
En inglés hay un dicho que dice: "When there's a grill, there's a way", traducido en forma muy sencilla, quiere decir que mientras tengas una parrilla, no morirás de hambre. Ojo, no es necesario que tengas un asador en casa, basta con una de esas que puedes colocar sobre la estufa y un poco de aceite o spray antiadherente. Aquí, más que hacer salsas muy elaboradas, el secreto está en la forma en la que marines lo que vas a asar y para eso solo necesitas ensuciar un recipiente y tu parrilla.

Aquí, una receta sencilla de una deliciosa marinada:

pollo_ok.jpg

EL MEJOR POLLO A LA PARRILLA
Ingredientes:
1 kilo de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
1/3 a 1/2 taza de aceite de olivo extra virgen
3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
3 cucharadas de salsa soya
2 cucharadas de vinagre balsámico
1 cucharada de salsa inglesa
1/4 taza de azúcar mascabado
1/2 cucharadita de sal de ajo o tres dientes de ajo finamente picados
 1 y 1/2 cucharaditas de sal
1 cucharadita de pimienta

Preparación
En un bol, mezcla el aceite, el jugo de limón, las salsas, el vinagre, el ajo, el azúcar mascabado, la sal y la pimienta. Pica las pechugas con un tenedor por toda su superficie y mételas en una bolsa ziploc grande. Añade la marinada a la bolsa. Déjalas marinar por lo menos media hora, lo ideal es se marinen de 4 a 5 horas. Precalienta la parrilla a calor medio, úntala de aceite o rocíala con spray antiadeherente para que no se pegue el pollo. Coloca las pechugas y cocínalas unos 5 o 6 minutos de cada lado, dependiendo del grosor. Una vez cocido, déjalo reposar por 5 minutos y sirve.

Leer también: Cuarentena: Las recetas más buscadas en Google

2) ¡Olvida el calor!
Ya está lo bastante radiante el sol afuera como para que quieras hacer cada comida caliente. Aprovecha el clima y piensa en comidas frescas, sanas y nutritivas que no requieran de usar la estufa. Puedes crear deliciosas ensaladas, paninis y otras preparaciones similares. No tienen que ser insípidas y aburridas, prueba, por ejemplo, esta ricura que nada tiene qué ver con la típica ensaladita de atún.

ensalada_nicoise_ok_0.jpg

ENSALADA NICOISE
Ingredientes
Para la vinagreta de echalote:
2/3 taza de aceite de oliva extra virgen
1/4 taza de mostaza tipo antigua con granos
1/4 taza de vinagre de vino tinto
1/4 taza de jugo de limón
1 echalote mediano, finamente picado (se puede sustituir con ajo)
1 cucharadita de azúcar
Sal gruesa
Pimienta negra

Para la ensalada:
2 latas de atún en aceite (se puede añadir una más, al gusto)
Aceitunas en aceite, al gusto
3 huevos cocidos, en cuartos
Mitades de tomate cherry, al gusto
Mezcla de lechugas u hojas verdes

Preparación
En un frasco con tapa (mason jar), mezcla vigorosamente el aceite, la mostaza, el vinagre, el jugo de limón, el echalote picado, el azúcar, sal y pimienta. En una ensaladera, coloca las hojas verdes, el atún, las aceitunas, los tomatitos y los huevos cocidos. Revuelve con cubiertos de servir ensalada, con delicadeza para que no se desbaraten las yemas de los huevos, pero el bastante tiempo para que todos los ingredientes se incorporen bien. Vierte encima la vinagreta de echalote al gusto.

3) Con arroz
Al igual que la pasta, su cocción no requiere más que agua y sal, y para condimentarlo, las opciones son infinitas. Nada como un plato con base en arroz para crear una comida deliciosa y que te satisfaga. Con las sobras de tu clásico arroz blanco con zanahoria y chícharo (¡o sin verduras!), puedes hacer un exquisito platillo al estilo chino.

arroz_frito_ok_0.jpg

ARROZ FRITO CON HONGOS Y EDAMAMES
Ingredientes
5 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
2 cucharadas de salsa soya
2 cucharaditas de salsa de pescado (opcional)
1 cucharadita de azúcar
4 cucharadas de aceite
250 gramos de hongos shiitake o cualquier tipo de seta
4 cebollines finamente rebanados
1 pieza de raíz de jengibre, picada en 'cerillitos'
1 jalapeño sin semillas, finamente picado
4 tazas de arroz cocinado (el del día anterior funciona perfectamente)
1 taza de edamames cocidos y sin vaina 
4 huevos (opcional)
Hojas frescas de cilantro, para adornar

Preparación
En un bol pequeño, combina el jugo de limón, las salsas y el azúcar. En una sartén grande, calienta a fuego medio dos cucharadas de aceite y los hongos, cocina 2 o 3 minutos hasta que doren, pásalos a un plato aparte. Regresa el sartén al fuego medio, añade el cebollín, jengibre, jalapeño y el ajo. Cocina por un minuto aproximadamente, añade el arroz y el edamame, revuelve y cocina un minuto más, añade las salsas y los hongos y revuelve para combinar por otro minuto. Si quieres que este plato tenga algo de proteína, sírvelo y añade un huevo frito encima. Adorna con el cilantro fresco.

Lee también: Estos son los 10 superalimentos que debes incluir en tu dieta según Harvard

4) Pasta
Para cocer pasta, lo único que necesitas es agua, sal, una cacerola y estar vigilante. Lo mismo que con el arroz, los ingredientes que puedes usar para condimentarla son prácticamente infinitos, y lo mejor es que muchos de ellos pueden estar ya en tu refrigerador y ¡hasta las sobras pueden funcionar! Ahora que, si eres de gustos simples, basta con añadirle un poco de aceite de olivo, sal, pimienta y mucho parmesano rallado. 
Sin embargo, aquí puedes ver una receta deliciosa y sencillísima para la que necesitas ensuciar ¡una sola cacerola! ¡Hasta la pasta se cuece en la misma salsa!

pasta_ok_0.jpg

FETTUCINE DE AJO Y PARMESANO EN UNA CACEROLA
Ingredientes
2 cucharadas de mantequilla
4 dientes de ajo picados finamente
2 tazas de caldo de pollo (o medio cubito de consomé disuelto en dos tazas de agua caliente)
1 taza de leche (o un poco más, según se necesite)
250 gramos de fettucine sin cocinar
Sal gruesa y pimienta negra recién molida
1/4 taza de queso parmesano recién rallado
2 cucharadas de perejil finamente picado

Preparación
Derrite la mantequilla en una cacerola grande sobre fuego medio, añade el ajo y remueve frecuentemente hasta que esté fragante, de 1 a 2 minutos. Añade el caldo de pollo, la leche y el fettucine, sazona con sal y pimienta al gusto. Cuando suelte el hervor, baja el fuego y deja cocinar, moviéndolo ocasionalmente para que no se pegue la pasta, más o menos durante 20 minutos, o hasta que la pasta esté cocida. Añade el parmesano y remueve. Si la mezcla está muy espesa, añade un poco de leche hasta que la salsa tenga la consistencia deseada.

5) Paninis
Sándwiches, emparedados, bocadillos, paninis, llámalos como quieras: dos rebanadas de pan, carnes frías o calientes, verduras y ¡listo! tienes una comida completa y sencillísima, y para prepararla solo necesitas ¡un cuchillo! Puedes hacer opciones carnívoras o vegetarianas, frías o calientes, light o súper goldas y lo mejor de todo es que ¡es portátil! Tampoco es necesario poner la mesa para comértelo, así que es 100% práctico.

Aquí, una receta diferente y súper deliciosa.

panini_ok_0.jpg

PANINI DE TOCINO Y ZUCCHINI
Ingredientes
6 rebanadas de tocino
1/2 calabacita, cortada en rebanadas largas
3 cucharadas de aceite de olivo extra virgen
Sal gruesa
Pimienta negra recién molida
1 jitomate mediano, rebanado muy delgado
1 ciabatta, rebanada por la mitad
150 grs de queso mozzarella rebanado
2 cucharadas de albahaca fresca recién picada

Preparación
Fríe el tocino en un sartén mediano hasta que esté dorado y crujiente y colócalo sobre un plato cubierto con servilletas para que se absorba la grasa. Con una brocha o una servilleta, barniza las rebanadas de zucchini con aceite de olivo, sazónalas con sal y pimienta, y ponlas a fuego medio en la parrilla sobre la estufa, déjalas cocer uno o dos minutos por lado, para que se suavicen. Barniza tus dos mitades de ciabatta por dentro con aceite de olivo, coloca sobre una mitad primero las rebanadas de zucchini, después el tocino, mozzarella, jitomate y albahaca, sazona con sal y pimienta, coloca la tapa y con una brocha, barniza con más aceite de olivo. Córtala por la mitad y calienta en una prensa para paninis -o sobre un sartén con una cacerola pesada encima para que se aplane- hasta que el queso se derrita. Sirve inmediatamente.

Leer también: Cómo hacer hot cakes súper esponjosos

Temas Relacionados
recetas no ensuciar trastes
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios