18 | MAR | 2019
Restaurante Atipico
Fotos: Diana Féito

Probamos Atípico en Parque La Mexicana y no nos sorprendió

09/03/2019
18:05
Diana Féito
-A +A
Se trata de un restaurante de personalidad saludable con acento en superalimentos

Atípico: “que por sus caracteres se aparta de los modelos representativos o de los tipos conocidos”. Palabra que denomina a una de las propuestas gastronómicas del parque La Mexicana, ubicado en el lejano Santa Fe. Se trata de un restaurante de personalidad saludable con acento en superalimentos, como la chía, el kale o blue majik (un derivado de la alga espirulina que inundó Instagram por su color azul). Discúlpeme por mi elección, querido lector, pero tras correr ocho kilómetros, quería sentir que había valido la pena la desmadrugada en sábado.  

“Hay una mesa lista adentro por si gustan”, nos dice amablemente el mesero, pero quién quiere estar en un salón con sillas tapizadas, manteles largos y demasiada decoración. Yo no y al parecer el resto de los comensales tampoco. El éxito de estos lugares es su terraza con vista a los jardines del parque y a las modernas edificaciones que contrastan detrás. Algunas mantas cubren las sillas por si las bajas temperaturas de la zona no ceden. Afortunadamente hoy es un día soleado. 

De primer vistazo, el menú aparenta salud y, para ser honesta, un poco de pose. Bowls, tostas (o un pan con algo encima, pues), un bar de jugos y el rincón dulce. Todo escrito en inglés porque suena más cool (¿o no?...). Es ahí donde encuentro lo primero atípico del lugar, la leyenda: en Atípico no aceptamos propinas pero, al ver los precios, es fácil intuir que ya está cobrada. 

Para beber, un café americano y un jugo con manzana, piña, fresa, chía y jengibre. Para romper el ayuno, los hidden eggs: huevos fritos escondidos en pan, salsa pomodoro y tocino. Alguien más ordena un bluemonk chía o pudín de chía con leche de almendra, blue majik y coco; los chilaquilli con cochinita y los molletoast, estos dos últimos se explican solos. Las primeras reacciones de los jugos son desafortunadas, algunos piden más limón, otros le agregan endulzantes y el mío se separa más rápido que Geraldine Bazán y Gabriel Soto. La única afortunada fue el vaso con agua alcalina con limón, jengibre, pimienta cayena y miel de maple. 

Mi desayuno llega a la mesa y tiene buena pinta pero, al momento de probarlo, a la salsa pomodoro le falta potencia (o sal) y a las dos tiras de tocino que lo coronan les faltó temperatura a la hora de la cocción. Si los huevos no estuvieran “escondidos” en la salsa, se develaría la poca destreza al prepararlos. Una de las yemas llegó rota y me quitó el placer de romperla con el tenedor. Los chilaquiles corrieron el mismo infortunio. Delgadas tiras de tortilla son ligeramente bañados en salsa (un poco más de esta no hubiera estado mal) y cubiertas por una cochinita de color tenue que denota la ausencia de sabor. Pero no todo está perdido, el pudín de chía cumplió las expectativas, aunque pudín…  Admiro la intención de ofrecer comida saludable, pero si eso implica sacrificar sabor, me niego rotundamente. Además, la ejecución, los ingredientes y el precio son elementos que deben estar al mismo nivel. Lalo!, en la Roma, y Niddo, en la Juárez, son dos ejemplos perfectos. Este restaurante es sucursal de uno ubicado en Polanco, será que me de una vuelta para compararlos. ¿Usted qué haría querido lector?  

Atípico
Dirección: Lomas de Santa Fe, Contadero. En Parque La  Mexicana
Tel:  5206 0104
Instagram: @atipico.mexico
Horario: dom-mar 9-18 hrs. / mié-sáb 9-1:30 hrs. 
Promedio: $290 pesos

 

Artículo

Los Pumpos, un restaurante chiapaneco en CDMX

En este lugar en la Portales, encontrarás el sabor de Chiapas
Los Pumpos, un restaurante chiapaneco en CDMXLos Pumpos, un restaurante chiapaneco en CDMX

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios