Corredores de todo el mundo realizan Maratón CDMX

Universal Deportes 28/08/2016 09:04 Actualizada 13:58

El primer contingente en salir de la meta fue el de sillas de ruedas, seguido de las categorías de élite femenil y varonil

En la rama varonil, el keaniano Emmanuel Mnangat logró el triunfo en un apretado cierre, donde su compatriota Isaack Kimaiyo arribó a la meta en segundo sitio y Gesabwa Rodgers en tercer lugar. Foto: Berenice Fregoso/ EL UNIVERSAL

Santiago Ramírez, el rarámuri que corrió 105 km en el ultramaratón de Guachochi, Chihuahua,llegó en tres horas y media al estadio universitario, sin saber que era la meta, su hijo Mario Ramírez llegó después de 5 horas. Foto: Foto: Berenice Fregoso/ EL UNIVERSAL

Santiago usó unos huaraches con base de tenis y fue atendido en el servicio médico por un dolor de pierna. Foto: Berenice Fregoso/ EL UNIVERSAL

¡En sus marcas, listos fuera!, así dio inicio el 34 Maratón de la Ciudad de México poco antes de las 7:00 horas. Foto: Berenice Fregoso/ EL UNIVERSAL

Con la participación de 35 mil corredores de más de 60 países del mundo, la carrera cubrirá una ruta de 42 kilómetros. Foto: Alejandro Acosta/ EL UNIVERSAL

Los corredores se alistaron desde las primeras horas de este domingo 28 de agosto en el Hemiciclo a Juárez con rumbo a Ciudad Universitaria. Foto: Cuartoscuro

Los organizadores informaron que la trayectoria de la competencia sería de Avenida Juárez, para luego seguir por Paseo de la Reforma, Mariano Escobedo, Darwin, Thiers, Ejército Nacional y Presidente Masaryk. Foto: Berenice Fregoso/ EL UNIVERSAL

Los participantes corrieron la misma ruta que se disputó en los Juegos Olímpicos México 1968. Foto: Alejandro Acosta/ EL UNIVERSAL

El primer contingente en salir fueron personas en sillas de ruedas. Foto: Berenice Fregoso/ EL UNIVERSAL

Con la participación de 35 mil corredores de más de 60 países del mundo, la carrera cubrió una ruta de 42 kilómetros. Foto: Cuartoscuro

Los participantes corrieron la misma ruta que se disputó en los Juegos Olímpicos México 1968. Foto: Berenice Fregoso/ EL UNIVERSAL