X

Violencia y sensación de peligro crecen a la par

baby-o-guerrero
En septiembre pasado, hombres armados quemaron la discoteca Baby’O, emblemática de la vida nocturna de Acapulco. Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL.
Estados 21/01/2022 02:39 Arturo de Dios Palma / Corresponsal Actualizada 03:10
Guardando favorito...

Chilpancingo.— Pobladores de las tres principales ciudades de Guerrero —Acapulco, Chilpancingo y Zihuatanejo— se sintieron más inseguros en el último trimestre de 2021, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Inegi.

En Acapulco, la percepción de inseguridad aumentó cuatro puntos porcentuales con relación al tercer trimestre de 2021, al pasar de 72.4% a 76.6%. Mientras que el indicador aumentó un punto porcentual en Chilpancingo: subió de 75.7% a 76.5%.

Zihuatanejo fue donde más creció la percepción de inseguridad entre sus pobladores: pasó de 55.9% a 61.3%.

Los números del Inegi coinciden con la realidad. En Acapulco, apenas comenzó el último trimestre de 2021 y la violencia no sólo fue una percepción. Eran las últimas horas de septiembre cuando hombres armados quemaron la discoteca Baby’O, emblemática de la vida nocturna del puerto.

En el último trimestre aumentó la violencia en la principal franja turística de Acapulco, la Costera Miguel Alemán: por lo menos fueron asesinados siete choferes de la ruta Base-Caleta, que recorre toda esa vía.

Tres de esos conductores fueron asesinados mientras laboraban, es decir, en plena Costera Miguel Alemán. Los otros cuatro fueron hallados desmembrados en una camioneta abandonada en una colonia de la periferia. También quemaron camiones urbanos y taxis.

Durante ese fin de año, prestadores de servicios turísticos fueron asesinados; unos, mientras ofrecían sus productos en plena playa.

El comercio también sintió el aumento de la violencia. En dos ocasiones fueron quemados decenas de puestos en el tianguis que se ubica en la colonia Zapata, en la salida a la Ciudad de México.

El comercio sufrió el acoso hasta el último minuto de 2021 y este año continúa.

Empresarios del puerto denunciaron que en plena temporada vacacional de fin de año grupos criminales los extorsionaron. Han exigido a los gobiernos municipal, estatal y federal que implementen operaciones policiacas para reducir las extorsiones.

En Chilpancingo y Zihuatanejo la violencia aumentó junto con la percepción de inseguridad. El 22 de diciembre, en la carretera que comunica a Chilpancingo con Leonardo Bravo, 100 hombres armados detuvieron y amenazaron a un convoy de la Policía Estatal para llevarse a dos de sus compañeros que habían sido detenidos. Hasta los policías estuvieron inseguros.

Por las características de la encuesta, aplicada sólo en municipios urbanizados, no se incluyó a Huitzuco, donde sus pobladores han estado tan inseguros que se encerraron. Ahí, en noviembre, una organización criminal lanzó un toque de queda: nadie podría estar en las calles después de las seis de la tarde.

Al día siguiente, tres jóvenes desafiaron el aviso: a las nueve de la noche salieron a comprar de cenar y un grupo armado los atacó a tiros. Los tres murieron. Después de eso, el toque de queda se cumplió a rajatabla: en cuanto caía el sol, todos se encerraron, los comercios bajaron sus cortinas, el transporte público acortó sus corridas y las escuelas suspendieron clases.

El último trimestre de 2021 cambió el gobierno estatal y los municipales.

Temas Relacionados
inseguridad Guerrero El Universal
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones