X

Violencia deja decenas de perros abandonados en Venustiano Carranza, Chiapas

Habitantes de los poblados Santa Isabel Las Delicias y Nuevo San Bartolomé han abandonado sus hogares, pertenencias, vehículos y animales para salvar su vida

Violencia deja decenas de perros abandonados en Venustiano Carranza, Chiapas
Fotos: Fredy Martín Pérez / EL UNIVERSAL
Estados 23/06/2021 22:17 Fredy Martín Pérez / Corresponsal Actualizada 22:32
Guardando favorito...

Venustiano Carranza.- La escalada de violencia que se vive en Venustiano Carranza ha dejado decenas de perros hambrientos que vagan entre las calles de los poblados Santa Isabel Las Delicias y Nuevo San Bartolomé, donde sus habitantes abandonaron sus hogares, pertenencias, vehículos y animales, para salvar su vida.

Después de varias semanas de haber quedado solos, perros adultos y recién nacidos parecen exhaustos y hambrientos, pero han logrado sobrevivir solo con agua y algunas frutas que caen de los árboles, como mangos y chicozapotes.

Ante el temor de caer por la bala de un francotidor, los moradores han evitado acercarse a sus hogares donde vivieron varios años, ubicados en los territorios de bienes comunales de 50 mil hectáreas y que se diputan los tzotziles de la Casa del Pueblo y la Alianza San Bartolomé de los Llanos.

Los primeros días, los perros comieron de los recipientes de comida que se encontraban en las cocinas cuando los habitantes huyeron para buscar refugio en la cabecera municipal, como lo hicieron las 35 familias de Santa Isabel Las Delicias, que simpatizan con la Casa del Pueblo y 100 personas más que se desplazaron hacia Paraíso del Grijalva para pedir refugio en casas de conocidos de ese lugar, que es centro rector de la Alianza San Bartolomé de los Llanos.

Lee también: ¿Por qué los tzotziles de Carranza, en Chiapas, están enfrentados?

Durante casi un mes, que los habitantes que salieron de sus hogares, solo en algunas ocasiones han probado algunas tortillas y un poco de pozol (agua de maíz) que algunos campesinos han pasado a dejar para huir inmediatamente.

Además de los más de 30 perros que languidecen en esas comunidades, hay aves de corral, como gallinas, pollos y algunos guajolotes que se alimentan de lo que hurgan entre la tierra o semillas que hay en los graneros.

En el caso de los gatos, estos emprendieron la huida entre el monte, para buscar ratones y culebras.

Algunos campesinos pidieron la ayuda de organizaciones que procuran por cuidado animal, con el fin de llevar alimento para los perros y algunos granos para las aves de corral que aun quedan en esos poblados.

afcl/rmlgv

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones