19 | JUN | 2019
Retienen a policías; piden gestionar 13 mdp
El exalcalde de San Luis Acatlán, Javier Vázquez (centro) descartó estar involucrado en los hechos del lunes. Foto: TOMADA DE FACEBOOK

Retienen a policías; piden gestionar 13 mdp

12/06/2019
03:30
Arturo de Dios Palma
-A +A
Gente de San Luis Acatlán exige administrar fondo para obras; se llevan armas, municiones, patrullas y hasta camión de la basura

[email protected]
Chilpancingo.— Una turba llegó a las instalaciones del ayuntamiento de San Luis Acatlán, en la Costa Chica de Guerrero. Buscaban al alcalde, el priista Agustín Ricardo Morales. No lo encontraron. Entonces comenzaron a destrozar todo, a sacar artículos y a retener a policías y empleados a cambio de que el edil les permita administrar 13 millones de pesos para obras públicas. 

Eran las 14:15 horas del lunes. En más de 50 camionetas, unos 600 habitantes de Pueblo Hidalgo armados con palos llegaron a la cabecera de San Luis Acatlán, según contabilizó el gobierno municipal. 

Preguntaron por el edil y después se apuraron a tomar el palacio municipal, el cuartel de la Policía Preventiva, las oficinas de Obras Públicas. También cerraron el hospital básico y el rastro municipal.

Todo duró apenas dos horas. Los pobladores se llevaron a 11 policías municipales, al subdirector de Seguridad Pública y al director de Protección Civil, además de tres patrullas municipales y una de Tránsito, 11 pistolas cortas y nueve fusiles Fall, nueve Berettas y más de mil cartuchos de diferentes armas.

También cargaron con 80 uniformes de policías, 20 de Protección Civil y otros 20 de Tránsito. Todos estaban completos: casozola, pantalón, botas, gorra e impermeables. 

Además se llevaron un camión de recolección de basura, cinco computadoras y ocho llantas nuevas, según contabilizó el ayuntamiento de San Luis Acatlán.

Al subdirector de Tránsito, Jorge Nazario Vázquez, lo sacaron por la fuerza de su casa. 

“Posteriormente, con palos, piedras y armas punzocortantes recorrieron las calles del pueblo, amenazando con meterse a los domicilios de los empleados del ayuntamiento”, informaron las autoridades. 

El alcalde dio a conocer que el empleado del ayuntamiento Uri Álvarez Pacheco fue trasladado a un hospital de Acapulco por la gravedad de los golpes que recibió en la irrupción. 

Ricardo Morales afirmó que detrás del hecho hay intereses políticos y dijo que los pobladores de Pueblo Hidalgo son alentados por uno de los candidatos que compitieron contra él en el pasado proceso electoral, quien está interesado en obtener los 13 millones de pesos para recuperar lo que gastó en la campaña.

El poblador Samuel Laureano Linares negó que estén pidiendo la entrega del dinero, sino que les permita participar en la realización de las obras, como la contratación de las empresas y supervisar que se ocupen materiales de calidad.

Laureano Linares explicó que, durante muchos años, los gobiernos municipales han realizado obras de muy mala calidad, además de que se ha detectado que los funcionarios se roban parte del presupuesto. 

Ayer, el ayuntamiento de San Luis Acatlán no dio servicio para evitar un nuevo ataque y, hasta las 19:00 horas, los agentes y los mandos continuaban retenidos en Pueblo Hidalgo.

No es la primera vez que habitantes de Pueblo Hidalgo retienen al alcalde y a funcionarios para exigir que se les entreguen los 13 millones de pesos. En marzo, durante dos días, los pobladores mantuvieron detenidos al alcalde, al síndico, el secretario general y otros funcionarios.

De ese dinero, 10 millones son para obra pública y el resto para programas sociales. El alcalde les dijo que no puede entregarles los recursos, porque es imposible e ilegal. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios