Persiste en Hidalgo el robo de combustible

Estados 02/12/2021 02:43 Dinorath Mota / Corresponsal Actualizada 02:45
Guardando favorito...

Tula.— En Hidalgo al menos 20 municipios registran el robo de hidrocarburo, delito que desde el 2019 se mantiene bajo combate de las fuerzas federales que en un año y 10 meses han recuperado más de dos millones de litros de combustible.

La explosión de un ducto en el municipio de Tlahuelilpan en enero del 2019, y que dejó como saldo 137 muertos, originó que el gobierno determinara que el combate a este delito lo realizarían las fuerzas federales.

Hasta ese momento la policía estatal había logrado el decomiso de seis millones de litros de combustible.

Tras unos meses de trabajo se informó que este delito había sido combatido en su totalidad, pero organismos como el Instituto para la Gestión Administración  y Vinculación Municipal (Igavim), destacó que Hidalgo se mantiene a la cabeza en el robo de combustible con 42.84 por ciento de las 7 mil 985  tomas clandestinas de hidrocarburo que se registraron de enero a septiembre de este año.

Explicó que se ha tenido un incremento del 5.5 por ciento en perforación de ductos respecto al mismo periodo del año pasado, de esta manera se registraron 3 mil 383  tomas clandestinas.
En esta entidad se perfora un ducto cada hora con 57 minutos.

Entre las demarcaciones donde hay presencia de robo de combustible se encuentran Atotonilco de Tula, Tula, Tepeji, Tlahuelilpan, Tezontepec de Aldama, Tlaxcoapan, Tetepango, Ajacuba  Tepetitlán, Mixquiahuala, San Agustín Tlaxiaca, Pachuca, Mineral de la Reforma, Cuautepec Tulantepec, Singuilucan.

Además de los municipios de Nopala, Zimapán, Ixmiquilpan, El Cardonal. 

En un año y 10 meses las fuerzas federales decomisaron 2 y medio millones de litros de combustible que fueron “ordeñados”, de los más de mil 528 kilometros de ductos, gasoductos y poliductos que atraviesan esta entidad. 

Los municipios hidalguenses que tienen el mayor número de tomas clandestinas son Cuautepec con 740, Atotonilco El Grande con 361, además de San Agustín Tlaxiaca con 220, mientras que Tetepango 180, Tepeapulco 172, los cuales se encuentran entre las 21 demarcaciones que entran en el ranking de los 100 municipios con mayor número de tomas. 

En total los municipios hidalguenses que están en el ranking representan el 21 por ciento.

Jefes policiacos de la Secretaría de Seguridad estatal, señalaron que ahora únicamente participan como apoyo en el combate al huachicol,  y desde su perspectiva si se ha dado una disminución de este delito o bien que los grupos delictivos hayan cambiado sus métodos de extracción.

En estas tareas dijeron que se habla dentro de las fuerzas federales de una disminución del 90 por ciento en el robo de hidrocarburo, “pero obviamente este sigue latente dentro de la región y nosotros seguimos colaborando con la Guardia Nacional y el Ejército para apoyar en lo que es nuestra función y erradicar esta ilícita actividad”.

Sin embargo señalaron que si las cifras señalan lo contrario a una disminución,  puede ser que haya un cambio en el modo de operación sobre este ilícito. 
 
 Al respecto, fuentes policiacas indicaron que en materia de seguridad la zona de Tula se encuentra tranquila y tras un periodo en el que se registraron hechos violentos en la región,  se pudo desactivar algunos grupos delictivos que azotaban la zona.

“Este grupo -Pueblos Unidos - que  había generado Violencia hace algunos meses fue desarticulado, la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS), en coordinación con la PGR, habían logrado su detención”. 

La región tenía únicamente los problemas habituales que son eventos sin  relevancia. Hace algunos meses era una preocupación de los habitantes de la zona de Tula -Tepetitlán. 

Refirieron que el origen de toda la violencia en Hidalgo  es la extracción ilegal de hidrocarburo,  por lo que se mantiene coordinación con todas las fuerzas policiacas, sin embargo aceptaron que la fuga del Michoacano, que se encontraba bajo un proceso judicial, enturbia las actividades.
 
Sobre el mismo tema, el secretario de Seguridad, Mauricio Delmar, calificó el robo de combustible como un delito de sangre que genera problemas colaterales como robo de vehículos con y sin violencia, daños a cultivos, fugas, explosiones y lesiones por lo que es uno de los retos a combatir por el gobierno.

Destacó que si bien ha disminuido la sustracción ilegal de hidrocarburo, los grupos huachicoleros mantienes la actividad en toda la zona,  debido a que persiste la demanda de combustible ilegal.
Lamentó que este mercado afecta y pone en riesgo a los hidalguenses.

Mauricio Delmar señaló que en el combate al robo de combustible en agosto de este año fue detenido uno de los principales objetivos criminales de la entidad a Cenobio Chávez alias El Marino, quien operaba en la zona de Cuautepec.

Dijo que en esta entidad también afectó la actividad criminal de Salvador N, el  Rex, quien estaba asentado sobre todo en la región de Querétaro y actualmente está detenido y preso  en una cárcel de máxima seguridad.

En lo que va de esta administración  son 462 probables responsables de robo de combustible los que han sido detenidos y se han recuperado más de siete millones de litros y 3 mil 181 unidades, además de 18 mil objetos como mangueras y tambos .

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones