Para llegar al "góber" hay que hacer la "cuauhtemiña"

Kiosko
Para llegar al "góber" hay que hacer la "cuauhtemiña"
27/09/2018
01:58
Corresponsales de EL UNIVERSAL
-A +A

Para llegar al góber hay que hacer la cuauhtemiña

Desde Morelos, nos dicen que en el gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo (Morena, PES, PT) todo está planchado para que su brazo fuerte, José Manuel Sanz Rivera, sea designado jefe de la Oficina de Gobierno y responsable de atender la relación con el gobierno federal, los poderes del estado y municipios. Con ese cargo, nos hacen saber, los dirigentes políticos que pretendan entrevistarse con el futuro mandatario tendrán que pasar primero con Sanz Rivera, quien fue mánager de Cuau cuando éste era hombre del balón y no de la política. Pero lo más interesante, nos comentan, es que si la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, busca hablar con el gobernador, para definir la ruta política trazada desde Encuentro Social, tendrá que reunirse primero con don José Manuel, a quien llamó “españolete” y culpó de cooptar a diputados locales morenistas para sumarlos al PES. Al parecer, nos comentan, lo del ex futbolista es hacer cuauhtemiñas donde sea.
 

Silencia a Alfaro “tráiler de la muerte”

Enrique Alfaro, gobernador electo de Jalisco, nos comentan, ha hecho ruido con su silencio, pues aunque es proclive a opinar de todo, no se ha pronunciado sobre el llamado “tráiler de la muerte”. Alfaro, según nos confían, ha preferido guardar silencio sobre el problema que heredará su administración, pues criticar al actual gobierno lo obligaría a comprometerse a buscar a los responsables de enviar cientos de cuerpos a un contenedor ambulante. Así, nos detallan, es como don Enrique ha preferido no echarse enemigos a la bolsa antes de tiempo, pues quienes probablemente resulten responsables por el caso son de un rango mayor al del ex director del Instituto de Ciencias Forenses y el ex fiscal. En boca cerrada, no entran moscas, nos dicen.
 

Se aprovecha dirigente tricolor de la tragedia ajena

Desde el estado de Michoacán, nos cuentan que el líder estatal del PRI, Víctor Silva Tejeda, fue arrastrado por un vendaval de críticas en su contra, luego de que lo acusaran de valerse de la desgracia ocurrida en el municipio de Peribán —donde un río y una represa desbordaron por las fuertes lluvias, dejando al menos ocho muertos—, para “hacerse publicidad”. Tras enterarse de lo sucedido, según nos explican, don Víctor ordenó a su gente enviar de inmediato un comunicado para anunciar la instalación de un centro de ayuda a damnificados, en cuyo material adjunto incluía su fotografía. Así, nos dicen, por aquello de que “favor cantado es anulado”, es que la acción del priísta pasó de acto solidario a mero intento de promocionar su imagen. ¡Ufff!
 

Ulisistas se niegan a digerir la derrota

Desde Oaxaca, nos confían que los priístas aliados del ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz —quienes en la pasada contienda electoral se la jugaron por varios cargos de elección, pero perdieron—, andan desesperados y recientemente se reunieron en un rincón del derruido Istmo de Tehuantepec para organizarse y ver el modo de “amarrar hueso”. Los ulisistas, nos revelan, aseguran que van por la Secretaría General de Gobierno para uno de sus incondicionales porque, a decir de ellos, el actual secretario, Anuar Mafud, ha sido rebasado en sus funciones. Eso, nos dicen, es tener actitud para levantarse después de la derrota.

Mantente al día con el boletín de El Universal