20 | MAR | 2019

Órgano Superior de Fiscalización detecta irregularidades por 329 mdp en 2017 en Tabasco

18/10/2018
04:00
Leobardo Pérez Marín / Corresponsal
-A +A
Reporta obras inconclusas, licitaciones poco transparentes y nóminas infladas

Villahermosa.— El Órgano Superior de Fiscalización (OSF) de Tabasco hizo observaciones por 329 millones 489 mil 566 pesos, en la Cuenta Pública 2017 a los 17 ayuntamientos, los tres poderes y organismos autónomos; detectó obras inconclusas, falta de documentación, salarios fuera de la ley, nóminas infladas y licitaciones poco transparentes.

De acuerdo con los informes de resultados que el OSF entregó el pasado 30 de agosto al Congreso local, 658 millones 538 mil 912 pesos se detectaron como observados, pero luego de los procesos de solventación, los ex ediles que terminaron funciones el pasado 4 de octubre y los actuales funcionarios estatales sólo pudieron solventar 329 millones 49 mil 344 pesos, por lo que el resto de los recursos tendrán que ser devueltos o justificados ante las instancias legales correspondientes.

Uno de los municipios con mayores irregularidades es Cárdenas, cuyo edil perredista, Rafael Acosta León, intentó reelegirse, pero no pudo ganarle al abanderado de Morena, Armando Beltrán Tenorio. En esta localidad el órgano de fiscalización hizo observaciones por un monto de 74 millones 131 mil 147 pesos, de los cuales dejó pendiente por solventar 68 millones 460 mil 732 pesos, sin contar las deudas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y los laudos laborales que no pudo pagar.

En segundo lugar aparece el municipio de Paraíso, que fue gobernado por el PRD y cuya administración terminó el trienio con un concejo municipal, debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó destituir del cargo al entonces alcalde, Bernardo Barradas, quien de acuerdo con el órgano de fiscalización no pudo solventar de su Cuenta Pública 37 millones 611 mil 857 pesos; además, fue uno de los ex presidentes municipales que participó en el proceso en busca de ser diputado local.

Otro municipio que destaca en anomalías es Macuspana, que encabezó José Eduardo Rovirosa Ramírez, cuya administración se mantuvo bajo la polémica al colocarle el nombre de sus hijos a calles de la ciudad y por los viajes alrededor del mundo de su hija, Lilita Rovirosa.

El OSF le encontró a ese alcalde irregularidades por 49 millones 497 mil 797 pesos observados, dejando pendientes por solventar 36 millones 198 mil 141 pesos.

En total, los 17 presidentes municipales tienen que devolver al estado 269 millones 423 mil 427 pesos, en su mayoría por falta de comprobación de gastos, licitaciones irregulares, pagos excesivos y nómina inflada. En tanto, según el informe, el Poder Ejecutivo en su Cuenta Pública de 2017 tuvo observaciones por 59 millones 933 mil 401 pesos; el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco, 54 mil 115 pesos, y la fiscalía estatal, 78 mil 623 pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios