Suscríbete

Libran otra vez órdenes de aprehensión contra Kamel Nacif y Mario Marín por caso de Lydia Cacho

La periodista informó que de nueva cuenta se libraron órdenes de aprehensión por tortura en contra del "gober precioso", de Adolfo Karam y del empresario Kamel Nacif

lydia_cacho
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
Estados 04/12/2020 14:24 Adriana Varillas / corresponsal Actualizada 14:24

La periodista Lydia Cacho Ribeiro informó que de nueva cuenta, el Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito, radicado en Cancún, libró órdenes de aprehensión por el delito de tortura en contra del exgobernador de Puebla, Mario Marín; del exdirector de la extinta Policía Judicial de ese estado, Adolfo Karam; y del empresario textil, Kamel Nacif. 
 
Esto implica que la Fiscalía General de la República (FGR) está obligada a localizar y capturar a los exfuncionarios y al empresario implicados en la detención arbitraria y tortura a Lydia Cacho, hace casi 15 años, como represalia por la publicación del libro “Los Demonios del Edén”
 
“Catorce años después de que me mandaran a secuestrar y torturar para proteger a la red de #TrataDeNiñas, nos hemos enfrentado en los juzgados, ellos con sus influencias y poder corruptor, nosotras con la razón”, escribió la también defensora de los derechos humanos, en sus redes sociales. 
 

 
También lee: “Deplorable tuitear para aplaudir al sistema”, dice Lydia Cacho a Antonio Attolini 

El 11 de abril de 2019, el Primer Tribunal libró -originalmente- las órdenes de aprehensión en contra de los exfuncionarios y del empresario, quienes se ampararon contra la medida, invocando su cancelación en mayo de ese año. Un Juzgado les negó la suspensión definitiva y recurrieron a una siguiente instancia. 
 
Así, el Segundo Tribunal Unitario les concedió el amparo, pero la resolución fue impugnada por la organización que lleva el caso de Cacho. 
 
En noviembre de este año, el Tercer Tribunal Colegiado con sede en Cancún, a cargo de la magistrada Selina Haydee Avante, confirmó la resolución del Segundo Tribunal, desechó las órdenes de aprehensión de 2019 e instruyó al Primer Tribunal a revisar el acuerdo que dictó para librarlas. 
 
Como resultado de esa revisión, la magistrada del Primer Tribunal, María Elena Suárez Préstamo, volvió a girar las órdenes de captura, lo que para Cacho Ribeiro constituye una decisión “valiente”, de una juzgadora “que no se dejó corromper”. 
 
Sin embargo, los Tribunales que otorgaron los amparos todavía están en aptitud de revisar y determinar si las órdenes giradas por Suárez Préstamo cumplen con los parámetros prescritos en su decisión de proteger al empresario y funcionarios implicados. 
 
La organización que defiende a periodistas y personas defensoras de derechos humanos, que lleva el caso de Cacho, sostuvo que la resolución de la magistrada “es un importante avance para garantizar verdad, justicia y reparación que debe culminar en una pronta captura de los autores intelectuales de los crímenes y violaciones a derechos humanos cometidos contra la periodista y activista”. 
 
Cacho Ribeiro fue detenida arbitrariamente en Cancún, el 16 de diciembre de 2005 por oficiales de Quintana Roo y trasladada en vehículo hasta la ciudad de Puebla, por agentes de aquella entidad. 
 
El textilero Kamel Nacif la había demandado por el delito de difamación y calumnias, al haberlo ligado con otro empresario, Jean Succar Kuri, como parte de la red internacional de delincuencia organizada dedicada a la trata y explotación sexual de niñas y niños, de entre 4 y 14 años de edad, revelada en el libro “Los Demonios del Edén”. 
 
Nacif pidió la intervención del “gober precioso”, Mario Marín, para darle un escarmiento a la autora, de acuerdo con audios revelados por la periodista Blanche Petrich.

ed
 
 

Comentarios