El hombre más obeso del mundo pierde 300 kilos

El joven fue sometido a una nueva cirugía en el estómago con la que se pretende que en 6 meses llegue al peso indicado

Juan Pedro Franco
Foto: Raúl Torres / EL UNIVERSAL
Estados 22/11/2018 21:07 Raúl Torres / Corresponsal Actualizada 21:29

Guadalajara, Jal.- Después de perder 300 kilos en dos años –la mitad del peso que le dio el récord Guinness como hombre vivo más pesado del mundo– este jueves Juan Pedro Franco fue sometido a una nueva cirugía en el estómago con la que se pretende que en 6 meses llegue a los 150 kilos.

El cirujano bariatra José Antonio Castañeda, quien atiende a Juan Pedro desde el inicio de su tratamiento, señaló que esta tercera intervención, en la que se le colocó una banda gástrica, no estaba contemplada en el plan; sin embargo, fue necesario hacerla para lograr que el joven originario de Aguascalientes continúe perdiendo peso.

Recordó que Juan Pedro estuvo postrado en cama durante 10 años y ahora puede levantarse y moverse por sí mismo, respirar sin tener que estar conectado a un tanque de oxígeno, bañarse solo, preparar su comida, lo que implica un cambio sustancial en su calidad de vida; aunque reconoció que aún hay riesgos para su salud, aunque, dijo, éstos son mucho menores.

LEE TAMBIÉN: Juan Pedro ha bajado 219 kilos desde 2016

Castañeda señaló que es la primera vez en la historia de la humanidad que una persona pierde tanto peso y puede continuar con el proceso, por lo que considera que el tratamiento ha sido exitoso.

Reconoció que su paciente ha puesto mucho de su parte para lograr lo que hasta ahora se ha hecho, pues se pega a las instrucciones del tratamiento con rigurosidad y hace ejercicio diario, lo que le ha ayudado a fortalecer sus piernas y brazos.

El médico consideró que este caso puede servir de aprendizaje para tratar a otras personas con problemas similares, pues se ha avanzado con él en su proceso como nunca se había hecho con nadie en el mundo.

La nueva operación duró aproximadamente 10 minutos y no hubo complicaciones, por lo que Juan Pedro podría ser dado de alta este viernes para que después pueda viajar a Aguascalientes a pasar la fiestas de fin de año con su familia y comenzar a planear su nueva forma de vida, aunque tendrá que estar regresando a Guadalajara, a la clínica del doctor Castañeda para seguir con su tratamiento.

afcl

Comentarios