Gabriel Soriano, locutor y amante del hip hop

Gabriel fue un pilar para la confirmación el Consejo Estatal de Hip Hop Guerreros
El locutor y músico, Gabriel Soriano
El locutor y músico, Gabriel Soriano
26/10/2018
12:43
Arturo de Dios Palma
Guerrero
-A +A

Gabriel Soriano Kuri murió la noche del miércoles en Acapulco por una bala que aún no se sabe con qué intención se impactó en su pecho.

Gabriel, o Gabo, como lo conocían sus amigos, era locutor, productor y técnico en la estación oficial, Radio y Televisión de Guerrero (RTG).

Eran las 20:00 horas de la noche del miércoles, Gabriel cruzaba la glorita de Puerto Marqués, cuando un hombre o dos -no se sabe porque las autoridades no lo han informado-, le dispararon en el pecho. Resistió unos minutos pero la herida fue mortal. Murió.

Gabriel tenía 40 años de edad, era padre de dos hijas, era locutor y amante del Hip-hop.

Quienes lo conocieron eso dicen: “amaba el hip-hop”. 

Su programa, En Efecto, que se transmitía todos los domingos por la noche a través de la frecuencia de 97.7 FM de RTG, hablaba de Hip-hop.

En 2014, Gabriel fue un pilar para la confirmación el Consejo Estatal de Hip Hop Guerreros.

Algunos de sus amigos describen a Gabriel como un hombre entregado con su trabajo, como un amigo solidario de sonrisa fácil.  

Su compañero en RTG, el locutor Carlos Vargas, le escribió a Gabriel: “Desde ayer no se ni siquiera lo que siento, sólo sé que necesito sacarlo, sólo sé que me volvieron arrancar otro pedazo de mi corazón. En mi cabeza da mil vueltas la imagen de la primera vez que nos conocimos, aquella tarde noche afuera de mi casa. Gabo no era mi compañero de trabajo, no era mi amigo, era mi hermano, mi hermano mayor, el que siempre estuvo cuando lo necesite sin importar la hora o el día. Siempre nos unió más que el hip hop, nos unió el amor y cariño de casi 20 años de cruzarnos en el camino. Me quede dormido llorando, me desperté llorando. Hoy sólo quisiera abrazarte. Te quiero mi Gabo”.

Otra de sus compañeras, la reportera Mahuizyotl Ortiz, escribió en la madrugada: “Sin sueño. ¿Qué se hace ahora? Coraje si lo hay. Mucha tristeza. No hay palabras. Justo el lunes con Fany y Vargas hacíamos memoria de 15 años atrás. Las fiestas de RTG. Soriano siempre fue parte vital de 97.7. Hip hop su vida. Impulsando esa música que tanto amaba. De mis primeros amigos que me acepto con mi gusto por el metal cuando llegue a este hermoso Acapulco.

En ese entonces Acapulco no tenía esta incertidumbre. Esta locura de violencia a la cual no debemos acostumbrarnos. Buen viaje amigo. Es una mierda el como se fue. RTG era suyo. Y si que nos la pasamos re bomba”.

La reportera del diario El Sur, Mariana Labastida, posteó en su Facebook: “Creo que no hubo ocasión en la que coincidimos que por más apurado que anduvieras no me saludaras con un abrazo, era energizante encontrarte siempre con buena actitud. Rabia saber como te han quitado la vida, como destruyeron una familia. 

Gabriel hoy exigimos justicia para ti y para todos los que igual que tú han perdido la vida en manos de quienes se sienten más por traer un arma”.

Una compañera más de Gabriel, la locutora Geraldina Pérez, le escribió: ¿En qué nos hemos convertido? Gabo: Gracias por tu bondad, por tu invariable sonrisa, por tu inigualable disposición y tu maravillosa actitud de vida. 

Gracias por ayudarme a cumplir sueños. Fuiste especial, desde el día en que abrazaste humanamente los últimos días musicales de mi guapo!”.

El reparo, José Luis Amazu, le escribió una canción A Gabriel: “El miedo aparece mientras la noche avanza. Borraron tu sonrisa que dibujaba confianza, tu muerte no será motivo odios y venganzas pero tu vida será motivo de esperanza. Siempre te recortaremos por todo lo que hiciste por la cultura, por el Hip-hop”.

La hija de Gabriel pidió justicia. En Twiter le respondió la condolencia del gobernador, Héctor Astudillo Flores: “Mi papá fue asesinado cumpliendo su labor: ¡cubriendo su informe de gobierno! Haga su trabajo y arregle la situación que pasa en el estado. No es justo”.

El asesinato de Gabriel Soriano en Guerrero no ha pasado desapercibido. Reporteros de Acapulco protestaron en el ayuntamiento, en la Costera y su nombre quedó pintado con letras rojas en la glorieta de la Diana que servirá como un recordatorio de su asesinato y de muchos que han ocurrido en este Acapulco.

El asesinato de Gabriel Soriano en Guerrero no ha pasado desapercibido. En el Congreso de Guerrero unos diputados intentaron guardar un minutos de silencia por Gabriel, pero la priísta Alicia Zamora lo impidió. 
 

Mantente al día con el boletín de El Universal